Saltar al contenido principal
Dr. Diego Valenzuela, investigador del centro Incar. Foto: Salmonexpert.
Dr. Diego Valenzuela, investigador del centro Incar. Foto: Salmonexpert.

Chile: Es la pregunta que intentaron responder dos investigaciones, donde se definió que el parásito del salmón puede ser portador de bacterias patógenas, genes de resistencia y factores de virulencia.

El viernes 13 de diciembre se llevó a cabo el 1º Congreso Nacional “Impactos y estrategias de prevención de la caligidosis en la salmonicultura chilena”, evento organizado por Intesal, el Centro Incar y el Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile (Iacui).

En la ocasión, Diego Valenzuela y Ana Teresa Gonsalves, ambos investigadores del Centro Incar, expusieron los resultados de dos investigaciones que evaluaron mediante técnicas distintas la microbiota asociada a Caligus rogercresseyi.

El Dr. Valenzuela utilizó la tecnología hi-c que recopila información de la interacción genómica entre el material genético contenido en los cromosomas del parásito y de sus bacterias asociadas.

Tenacibaculum y Dokdonia

“A los cromosomas que no le encontrábamos un lugar en el genoma de Caligus, presentaban una oportunidad para recopilar esa información y ensamblarla en genomas individuales identificando distintas bacterias”, explicó el investigador sobre el método utilizado.

Con esta herramienta, el experto y su equipo lograron obtener alrededor de 126 genomas de bacterias asociadas a Caligus, donde el género más abundante fue Tenacibaculum sp. con las especies T. ovolitycum (>50%) y T. dicentrarchi.

“Caligus también podría estar actuando como un vector de este patógeno”, indicó el Dr. Valenzuela.

Y no sólo eso, sino que además, identificaron en el genoma de las bacterias, genes que codifican para rutas de resistencia a antibióticos y para factores de virulencia.

Otra bacteria que encontraron fue Dokdonia sp., la cual posee una gran cantidad de genes asociados a la degradación y biosíntesis de proteínas, como lo que ocurre con la leusina.

Dokdonia sp. puede estar aportando genes que Caligus no tiene para la degradación de leucina y eso puede estar ayudando al fitness del piojo, entonces, quizás alterar la microbiota del parásito, puede dar pie a una estrategia de control”, concluyó.

Portador de patógenos

Dra. Ana Teresa Gonsalves. Foto: Salmonexpert.
Dra. Ana Teresa Gonsalves. Foto: Salmonexpert.

Asociado a lo anterior, la investigación de la Dra. Gonsalves se enfocó en caracterizar la microbiota asociada a Caligus, pero comparándola entre las distintas regiones productoras de salmón a través de secuenciación de tercera generación.

Así, logró definir que el phylo más importante dentro de la microbiota correspondía al de las proteobacterias, donde muchas de las bacterias de los grupos taxonómicos encontrados, están aportando con sus propio secretoma, metabolismo y produciendo biofilm.

“Encontramos una enorme cantidad de Tenacibaculum sp., pero también de Aeromonas sp., Vibrio sp. y Dokdonia sp., con diferencias entre las regiones”, definió la investigadora, agregando que dentro de la microbiota CORE (compartida en todas las regiones), “encontramos que 145 grupos taxonómicos son comunes y solamente representan el 19% de toda la comunidad bacteriana que evaluamos. Caligus los tiene, independiente de la empresa, centro o región”.

Para finalizar, la especialista describió que "Caligus es portador de alta diversidad de patógenos y puede estar actuando como reservorio de enfermedades y/o resistencias, está altamente cargado con una gran cantidad de bacterias que son patogénicas para el pez, pero la gran pregunta es: ¿qué están haciendo en el Caligus?”. 

Lea también: