Skip to main content
De izquierda a derecha: Dr. Matías Peredo y Dr. Jorge Parodi. Foto: Dr. Jorge Parodi.
De izquierda a derecha: Dr. Matías Peredo y Dr. Jorge Parodi. Foto: Dr. Jorge Parodi.

*Columna de opinión para Salmonexpert del Dr. Jorge Parodi, de LaBCeMA, Universidad Mayor, sede Temuco, y del Dr. Matías Peredo, jefe de área Ecohidráulica en Plataforma de Investigación Ecohyd.

La Didymo es una  plaga que afecta a los ríos y lagos del sur de nuestro país, de la cual no conocemos bien su origen y no sabemos totalmente cuáles son las condiciones ideales por las que esta diatomea produce su invasión de las aguas continentales.

Sin embargo, lo que sí conocemos es que esta plaga ha causado pérdidas económicas en el turismo y en algunas actividades productivas, incluso poniendo en riesgo sistemas de turbinas hidráulicas y captaciones de agua potable, como ha sido descrito en Canadá, Nueva Zelanda y Polonia.

En nuestro país sabemos que tenemos infectados a lo menos tres lagos en el sur (siendo el Yelcho el último identificado) y su presencia va desde cuenca del Río Biobío hasta la Patagonia en la Tierra del Fuego, en la zona de Aysén que ha sido declarada en Cuarentena.

Ríos con bajas temperatura, pobres en nutrientes, ricos en calcio y con poca variación de caudal, se transforman en ríos ideales para el afloramiento del alga y el desarrollo de la plaga en ellos.

Tristemente, los recursos dispuestos para estudiar esta plaga son insuficientes y nuestro país mantuvo por años la invasión de ella relativamente controlada, por los esfuerzos de Sernapesca a través de diferentes modelos de prevención. Ellos han podido establecer dónde está la Didymo, pero sin una descripción aún de por qué y cómo llegó ahí. Lo que sí debemos indicar, que hay que poner atención que este año no se han logrado generar campañas de prevención al respecto, y sumado al cambio climático que estamos evidenciando en el país, nos hace pensar que podríamos tener una condición más complicada de la infección de esta plaga en los ríos de Chile.

El por qué no se ha llevado a cabo más investigación en torno a esta plaga, es básicamente porque desconocemos los efectos que pueda tener sobre la vida de un río y como no afecta a los humanos usuarios de los ríos, no genera una alarma social. Sin embargo, datos experimentales en otros países han indicado cambios en la población de microalgas y macroinvertebrados y posiblemente el desplazamiento de algunos vertebrados como peces desde las zonas de afloramiento, lo que ha sugerido  que efectivamente sí altera la vida de un río.

Nuestro equipo de investigación, LaBCeMA, en conjunto con la plataforma EcoHyd, hemos  podido desarrollar bastantes modelos para investigar sobre la vida de un río y cómo se ven afectados por la invasión de Didymo. Uno de ellos es la generación de ríos artificiales en donde hemos podido mantener la presencia de la plaga y de esta forma poder hacer estudios in vitro.

Así, hemos podido demostrar que la presencia de la plaga afecta la calidad de espermatozoides de salmónidos, que hayan estado en presencia de la plaga y esto podría sugerir que los procesos reproductivos de especies autóctonas podrían verse afectadas también. Por otra parte, los datos experimentales muestran alteraciones de los ovocitos y recientemente hemos podido señalar combinaciones que generan algunos procesos tóxicos en los afloramientos y que podrían alterar líneas celulares derivada de estos salmónidos, lo que nos permite predecir efectos crónicos por la presencia de esta microalga en los ríos.

¿Cuál podría ser el efecto en la industria productiva? La norma de Sernapesca para el control de Didymo en piscicultura de agua dulce, establece sistemas de limpieza que actúan como barreras para eliminar la forma física de la diatomea. Las formas libres (pelágicas) que podrían llegar a los centros de acuicultura, serían controladas con estos métodos y de esta forma destruirse, evitando además que en otras secciones del río, se propague la plaga.

Estos métodos físicos, si bien es cierto impiden la llegada y dispersión de la Didymo, no impiden que componentes liberados en el agua lleguen a generar efectos tóxicos, como los obtenidos en el laboratorio. Hemos sugerido que posiblemente, la presencia de polifenoles en los afloramientos sean responsables de alterar la fisiología de células como los espermatozoides de peces. Interesantemente, los métodos de barrera indicados por Sernapesca para centros de cultivo no son suficientes para eliminar este contaminante, lo que puede generar alteraciones en los mismos.

Diversos grupos han hecho mucho esfuerzo para estudiar si existen diferencias, en procesos productivos y reproductivos en centros que usen aguas de ríos contaminados con la plaga versus aquellos cuyas fuentes no lo están, sin embargo, no ha sido posible recabar estos datos, lo cual nos pone la incógnita de si realmente podría estar afectando procesos productivos de los centros.  

Nuestra sugerencia es hacer investigación en torno este tema, con el fin de dar seguridad a la salmonicultura frente a este tipo de contaminantes. Un dato no menor e importante de destacar es que afortunadamente esta microalga no llega a sistemas acuáticos salobres, por lo tanto no afectaría proceso de agua mar. Pero es interesante conocer el desarrollo y formación de esta diatomea porque es similar o pariente de las famosas FAN.

Por lo que para nosotros poder entender los efectos de esta plaga es importante, no sólo desde los puntos de vista de los efectos en el turismo o ecología, sino que también se observan posibilidades de que esté afectando algunas etapas productivas de la salmonicultura, en especial centros de agua dulce. La industria privada privada en conjunto con el Estado debe invertir para dar respuesta a estas incógnitas y buscar verdaderas soluciones a los procesos productivos en agua dulce.

Referencias

Zamorano, D., Peredo-Parada, M., Lillo, D.J., Parodi, J. & Diaz, C.A. (2019) Mat thickness associated with Didymosphenia geminata and Cymbella spp. in the southern rivers of Chile. PeerJ, 7, e6481.

Olivares P, Peredo-Parada M, Chavez V, Carmona E, Astuya A, Parodi J. 2018. Water contaminated with Didymosphenia geminata alters fish cell line viability. PeerJ Preprints 6:e26880v2 https://doi.org/10.7287/peerj.preprints.26880v2

Olivares, P., Orellana, P., Guerra, G., Peredo-Parada, M., Chavez, V., Ramirez, A. & Parodi, J. (2015) Water contaminated with Didymosphenia geminata generates changes in Salmo salar spermatozoa activation times. Aquat Toxicol, 163, 102-108.

Parodi, J., Olivares, P., Chavez, V. & Peredo-Parada, M. (2015) Laboratory Handling of Didymosphenia geminata (Lyngbye) Schmidt and the Effect of Control Efforts on Viability. Advances in Bioscience and Biotechnology, Vol.06 No.08, 9.