Skip to main content

Cultimar: semillas de ostras japonesas de Chile para el mundo

Cultivo de semillas de ostras japonesas en Tongoy. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.
Cultivo de semillas de ostras japonesas en Tongoy. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.

Chile: Desde el Centro Acuícola Tongoy de Fundación Chile, la empresa Cultimar lleva más de 30 años produciendo semillas de ostras japonesas, las que llegan a mercados tan diversos como Sudáfrica.

Desde 1983 que la empresa Cultimar, ala comercial de Fundación Chile, realiza el trabajo de producción de semillas de ostras japonesas, las que actualmente se exportan a mercados tan diversos como Sudáfrica, Canadá, Ecuador, entre otros. 

Esta labor la realizan en el Centro Acuícola que Fundación Chile posee en la localidad de Tongoy, región de Coquimbo. En estas instalaciones, y a través de un amplio trabajo de investigación y desarrollo, realizan la labor de engorda de semillas de ostras japonesas, las cuales son alimentadas por microalgas, que también son cultivadas por la empresa.

En sus instalaciones, que incluyen laboratorios, criaderos y vivero, el equipo de trabajo de Cultimar es capaz de producir una fuente sostenible y confiable de semillas de ostras a gran escala, con una capacidad de producción creciente de 2 billones de larvas y 150 millones de semillas por año.

De acuerdo a lo detallado por la jefe de producción de Cultimar, Aída Varas, la única manera de generar semillas de esta especie de ostras es vía hatchery, donde el único hatchery que las cultiva en Chile es precisamente el del Centro Acuícola de Tongoy.  

Aída Varas, jefe de producción y Jennifer Martínez, encargada comercial de Cultimar. Foto: Karla Faundez.
Aída Varas, jefe de producción y Jennifer Martínez, encargada comercial de Cultimar. Foto: Karla Faundez.

Comercialización

Respecto a la comercialización de las semillas, en general y según lo explicado a Salmonexpert por Aída Varas, “sobre el 95% de la producción se exporta, pero también atendemos a los pequeños productores en Chile, donde partimos con clientes en el sur, pero últimamente estamos atendiendo requerimientos de clientes de la región de Atacama, en la línea de diversificar”.

Por su parte, la encargada comercial de Cultimar, Jennifer Martínez, detalló que “una de nuestras fortalezas es la oferta constante de semillas de ostras japonesas, tenemos la capacidad de exportar durante diferentes períodos de tiempo durante al año; además, tenemos una certificación sanitaria bastante estricta, que nos da un amplio respaldo, sobre todo en el mercado canadiense que posee bastantes exigencias y normativas. Producimos semillas de diferentes calibres, dependiendo del país al que exportamos”.

Los otros productos de Cultimar, larvas de ostras japonesas y ejemplares adultos, sólo se comercializan en Chile. Para éstos, Martínez manifestó que hay distintos clientes “en el caso del sur, en Puerto Montt por ejemplo, hemos enviado larvas, semillas y ostras adultas, dependiendo de lo que ellos necesiten, los que van a distintos productores, o solamente a comercializadoras (en este último caso, solo venta de adultos)”.

Por último, Aída Varas señaló que “somos el único productor en Chile de semillas de ostras japonesas, Cultimar siempre ha sido netamente el área comercial y donde también se prueban y se escalan aquellas especies que se consideran interesantes desde el punto de vista económico, que también pueden apoyar a la acuicultura, porque después de todo la visión es -aparte de que la acuicultura es un negocio- poder de alguna manera apoyar y sustentar el desarrollo de ésta en Chile”.

Lea también: