Skip to main content

El proyecto que endurece normas ambientales para la salmonicultura

Imagen referencial de salmones. Foto: Archivo Salmonexpert.
Imagen referencial de salmones. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: La iniciativa parlamentaria incluye la obligación de limpieza del centro acuícola, lo que implica la remoción del material sedimentado acumulado en el suelo de la concesión.

A inicios de mayo de este año, un grupo de senadores compuesto por Guido Girardi, Isabel Allende, Carolina Goic y Ximena Órdenes, presentaron un proyecto que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura, endureciendo las normas ambientales para la salmonicultura. La semana pasada, en la Cámara Alta, se inició el primer trámite constitucional de la iniciativa.

De acuerdo con el proyecto de ley, al cual accedió Salmonexpert, “se sostiene como necesario avanzar en corregir  normativamente aspectos ambientales que resultan totalmente contradictorios con la idea de desarrollo en los términos que propone la ciencia y los organismos internacionales, por ejemplo, la regulación actualmente permite que una concesión puede renovarse no obstante el titular tener 12 años de informes ambientales negativos”.

De este modo, el proyecto de ley que avanza en el Senado, plantea los siguientes cambios:

  • No se podrán solicitar autorizaciones para cultivos intensivos o cultivos extensivos de especies hidrobiológicas exóticas en territorio ancestral de pueblos originarios o en aquellos espacios marinos de uso y ocupación tradicional indígena conforme al Convenio 169 de la OIT.
  • Tampoco se podrá solicitar el otorgamiento ni la renovación de concesiones o autorizaciones de acuicultura intensiva o extensiva exótica en el territorio marino de la región de Magallanes.
  • Las concesiones de acuicultura tendrán un plazo de 10 años y se renovarán por igual tiempo, a menos que dos de los informes ambientales hayan sido negativos. En todo caso, la existencia de un solo informe ambiental negativo dará siempre lugar a la revisión de la autorización.
  • La obligación de limpieza por parte del titular salmonicultor, incluye la remoción del material sedimentado acumulado en el suelo de la concesión.
  • Los solicitantes de concesiones de acuicultura deberán presentar una caracterización preliminar del sitio, la que deberá fundamentarse sobre estudios científicos de la zona específica, cuya data no supere los tres años previos a la exhibición.
  • Una vez iniciada la ejecución del proyecto y hasta seis meses después del retiro de la infraestructura instalada, los titulares deberán presentar información respecto de la calidad de las aguas, estudios bacteriológicos de fauna, sedimentos sobre suelo y condiciones aeróbicas de las concesiones de acuicultura las que se verificarán mediante monitoreo continuo de los centros de cultivo.
  • En caso de escape masivo especies anádromas y catádromas, dichos peces podrán capturarse y entregarse al titular de la concesión, quien deberá cancelar los costos asociados, sin perjuicio de su obligación de recaptura.

Según el proyecto de ley, todo titular de concesión acuícola deberá dar cumplimiento de las normas ambientales y sanitarias desde el momento de su dictación, sin perjuicio de haber sido otorgada la operación de centro de cultivo con anterioridad.

Para leer el proyecto de ley, haga click aquí.

Lea también: