Skip to main content

El salmón es el más popular de los productos del mar

Estados Unidos: Al hablar de materias primas, los productos del mar son el alimento que más se comercializa en términos de valor y, entre ellos, los camarones han sido la especie más transada durante décadas. Ahora, es el momento del salmón.

El salmón ha superado a los camarones como el producto marino más popular, a medida que nuevos productos han ayudado a abrir mercados emergentes. En el año 2013, el salmón representó el 17% del valor total comercializado de productos del mar, mientras que el camarón tenía un 15% de participación, según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO). La tendencia se ha mantenido, con los salmones representando alrededor de un quinto de todo el comercio de productos del mar en el 2015 y los camarones un 16%, según las estimaciones de la FAO en base a los datos mensuales disponibles, según informó Financial Times.

Los productos del mar son el alimento con ventas por mayor valor, y los camarones han sido la especie más comercializada durante décadas. Sin embargo, la producción y la volatilidad de su precio, debido a enfermedades, han reducido su participación en el comercio internacional. La creciente demanda en los mercados domésticos de los productores ha derivado también en menores exportaciones, indicó la FAO.

“El salmón es muy versátil. Se puede enlatar, ahumar y procesar en otras formas. En tanto, el camarón tiene más problemas de volatilidad en la producción”, dijo Audun Lem, director adjunto de la Dirección de Economía de Política de Pesca y Acuicultura de la FAO .

En los últimos años, el comercio internacional de camarones y langostinos se ha visto afectado por enfermedades que ha afectado a la industria en Tailandia, uno de los principales productores y exportadores.

La producción lleva cayendo en Asia desde el 2012, debido al conocido como síndrome de mortalidad temprana, con los precios golpeando niveles récord en el 2014. En el 2015, la producción se recuperó por primera vez en tres años, presionando los precios a la baja entre 15% y 20%.

A su vez, el comercio del salmón ha sido impulsado por la creciente demanda en Estados Unidos y Europa y precios más altos, especialmente para el pescado producido en Noruega, el principal productor y exportador. En contraste, Chile, el segundo mayor productor, ha enfrentado la caída de precios y más altos costos de producción.

La demanda ha gatillado el desarrollo de salmón modificado genéticamente. Los reguladores estadounidenses han autorizado la producción y consumo del controvertido producto, aunque es poco probable que los principales minoristas ofrezcan el producto una vez que esté disponible, describe el artículo de Financial Times.

Los cambios en el comercio de productos del mar llegan ahora que la demanda se sustenta en más consumidores que aprecian los beneficios para la salud de comer pescado regularmente. Las expectativas de un crecimiento sostenido en la demanda han atraído a nuevos participantes hacia la acuicultura. La japonesa Mitsubishi compró la salmonicultora noruega Cermaq por US$ 1.400 millones el 2014, mientras la firma estadounidense Cargill adquirió la elaboradora de alimento para peces EWOS por US$ 1.500 millones.

El consumo de pescado mundial por persona entre 2011 y 2015 ha crecido desde 18,7 kilogramos a 20 kilogramos, según la FAO. El comercio internacional ha caído en valor a alrededor de US$ 130 mil millones en 2015, desde US$ 144 mil millones el año anterior, aunque se espera que los volúmenes se mantengan estables o aumenten ligeramente, detalló el organismo.

Aun así, es probable que la industria sienta el impacto de la desaceleración o crecimiento negativo en mercados como Rusia, Brasil y China.