Saltar al contenido principal
Según los autores, los sedimentos del fiordo podrían actuar como reservorios de resistomas bacterianos. Foto: OutCrow.
Según los autores, los sedimentos del fiordo podrían actuar como reservorios de resistomas bacterianos. Foto: OutCrow.

Chile: Científicos chilenos detectaron residuos de florfenicol en el 26% de las muestras analizadas, luego de seis meses posteriores a un tratamiento, en centros de cultivo de salmón del fiordo. 

De acuerdo con el último informe sobre uso de antimicrobianos de Sernapesca, de las 379,6 toneladas de antimicrobianos utilizadas por la salmonicultura nacional en 2020, un 97,6% fueron administrados en la fase de agua de mar.

En esta fase productiva, el 98,6% correspondió a Florfenicol, un 0,8% a Oxitetraciclina, un 0,5% a Tiamulina y un 0,02% a Tilmicosina.

Además en 2018, el mismo informe para dicho año, reportó el uso de un bajo porcentaje de Flumequina en agua dulce.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Concepción, Universidad de Magallanes, Sorbonne Université, Francia, y Niva Chile, buscó analizar si los fármacos Florfenicol y Flumequina persistieron en el fiordo Puyuhuapi después de seis meses posteriores a un tratamiento realizado en todos los centros de cultivo de salmón presentes en el lugar.

Reservorio de resistomas

Los resultados obtenidos por los científicos indicaron que el 26% de las muestras analizadas contenían antibióticos, pero sólo dentro de la fase particulada del agua, con concentraciones de Florfenicol de hasta 23,1 ng/L.

En cuanto a la Flumequina, solamente se encontraron trazas en una muestra y no se detectó ningún antibiótico en la fase disuelta ni en los sedimentos superficiales del agua.

Sin embargo, un modelo predictivo (fugacity-based model) utilizado por los expertos informó que, en teoría, la Flumequina debería permanecer en los sedimentos superficiales a Concentraciones Mínimas Inhibidoras Submínimas (sub-MIC), que anteriormente demostraron promover la selección de bacterias con resistencia a los antimicrobianos.

Con estos resultados, los científicos concluyeron que “nuestras observaciones sugieren que los sedimentos superficiales podrían actuar como reservorios de resistomas bacterianos, y que las bacterias portadoras de genes de resistencia a los antibióticos podrían eventualmente convertirse en un riesgo para la salud humana a través del consumo de productos marinos”.

Lea el abstract del estudio titulado “Antibiotics florfenicol and flumequine in the water column and sediments of Puyuhuapi Fjord, Chilean Patagonia”, aquí.

Lea también: