Skip to main content

¿Están interesados los jóvenes en estudiar acuicultura en Chile?

Estudiantes de Técnico en Acuicultura, en el hatchery del Centro de Formación Técnica Santo Tomás. Foto: Centro de Formación Técnica Santo Tomás.
Estudiantes de Técnico en Acuicultura, en el hatchery del Centro de Formación Técnica Santo Tomás. Foto: Centro de Formación Técnica Santo Tomás.

Chile: Casas de estudio que impartían carreras ligadas a la salmonicultura, han debido descontinuarlas, pero otras siguen entregando sus conocimientos a las nuevas generaciones.

El 67% de los encuestados por Salmonexpert creen que en Chile, los jóvenes no están interesados en estudiar acuicultura, y el 33% de estas personas, piensa que sí.

Lo anterior, frente a la pregunta “¿Están interesados los jóvenes en estudiar acuicultura en Chile?”, realizada en el marco de la encuesta aplicada semanalmente a nuestros lectores.

Visión de las casas de estudio

Para profundizar en este tema, Salmonexpert contactó a la Jefa de la carrera Técnico en Acuicultura del Centro de Formación Técnica Santo Tomás, Luz María Araya, quien admite que “actualmente, la acuicultura está en una etapa de estabilidad, demandando profesionales y técnicos hasta de nivel medio para satisfacer su dotación. Pese a esto, universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica que impartían carreras de Ingeniería y Técnicos en Acuicultura, han debido descontinuarlas por el poco interés de los jóvenes, primordialmente a causa de las problemáticas ambientales y sanitarias que han afectado a la industria nacional”.

En contraste con lo anterior, la carrera Técnico en Producción Acuícola, impartida por el Centro de Formación Técnica Santo Tomás, ha permanecido funcionando regularmente desde el 2004, tanto en jornada diurna como vespertina, según Araya. “Durante los últimos cuatro años, ha venido experimentando un aumento progresivo en el ingreso de alumnos nuevos. Tanto así, que ha debido crear nuevas secciones para atender las necesidades educativas de los jóvenes. Respecto a la procedencia de los alumnos, el 25% proviene de liceos Técnicos Profesionales del área acuícola y el 75% restante, de liceos humanistas o personas que ya están insertas en el mercado laboral”.

“Las empresas del área, de hecho, están visitando a los alumnos durante su último semestre, en un proceso de reclutamiento temprano, siendo este un indicador de su requerimiento de profesionales con educación de nivel terciario”, cuenta Araya.

Por su parte, la directora de la Escuela de Ingeniería en Acuicultura y del Doctorado en Ciencias de la Acuicultura de la Universidad Austral de Chile sede Puerto Montt, Dra. Marcela Astorga, señala que “las escuelas de acuicultura, dentro de las universidades chilenas, se han reducido a sólo una, luego de haber llegado a casi 10 escuelas a nivel país a mediados de los años 90. Por lo cual, hoy casi no existen estudiantes universitarios en carreras de Ingeniería en Acuicultura. La formación a nivel de técnicos también se ha reducido drásticamente”.

“Sin embargo, si esto se ha visto reflejado en la falta de profesionales en la industria, es algo relativo, debido a que la acuicultura en Chile presenta algunas dicotomías. Una es que la producción en terreno se encuentra bastante automatizada o requiere de mayor cantidad de operarios y técnicos que de profesionales, y por otro lado, donde podría estar un Ingeniero en Acuicultura, a nivel de gestión de la producción o gerencial, podemos encontrar profesionales de otros ámbitos como Ingenieros Civiles Industriales, Comerciales o Médicos Veterinarios. Así, la industria ha trabajado con estos dos ámbitos diferenciados, lo cual tal vez un Ingeniero en Acuicultura podría haber llegado a conectar”, de acuerdo con la Dra. Astorga.

Debido a la cada vez mayor especialización en la formación y generación de conocimientos, “creo que la formación debe ir hacia profesionales que sean capaces de resolver problemáticas desde una visión más integral y mediante métodos robustos que solucionen los problemas de raíz, trabajando más de la prevención que de la reacción a los problemas ya generados. Por lo cual profesionales con un pensamiento basado en la lógica del método científico podrían aportar en el crecimiento sustentable e integral de la acuicultura. Nosotros como universidad observamos que nuestro aporte puede ser desde este ámbito, en la formación de postgrado”, afirma la Dra. Astorga.

Testimonios de jóvenes estudiantes

Alicia Bello.
Alicia Bello.

Pero, pese a los resultados de nuestra encuesta, sí hay jóvenes en este camino. Una de ellas es Alicia Bello, de 20 años, quien estudia Técnico Universitario en Acuicultura en la Universidad Católica de Temuco y se encuentra a la espera del proceso de titulación.

“Decidí estudiar Técnico Universitario en Acuicultura porque soy una persona con un gran gusto por el mar y la carrera implica la investigación de recursos hídricos y cultivo de organismos acuáticos. Una vez titulada, quiero desempeñarme en el ámbito de desarrollo y manejo de nuevas tecnologías con enfoque en la salmonicultura”, detalla Bello.

Bello expone además que los mayores desafíos a los que se ve enfrentada la salmonicultura chilena “corresponden a la implementación de nuevos sistemas y tecnologías para la mitigación de floraciones de algas nocivas y a las prácticas para disminuir los impactos ambientales en las zonas de cultivo”.   

Carolina Cárcamo.
Carolina Cárcamo.

Mientras que Carolina Cárcamo, de 29 años, estudia Técnico en Salmonicultura en la Universidad Austral campus Patagonia, en Coyhaique, “porque me gusta la acuicultura, también es mi mundo laboral y me gustaría enfrentar nuevos desafíos en el sector tras aprender mucho más del rubro”.

Cárcamo confiesa que se visualiza trabajando en laboratorio o en una piscicultura, agregando que el más grande desafío de la acuicultura chilena tiene que ver con “ser más amigable con el medio ambiente para reducir la contaminación del fondo marino. Por ejemplo, se podrían crear alimentos que se degraden más rápido en agua, para disminuir los impactos”.

Lea también: