Saltar al contenido principal

FANs en la Patagonia chilena: aproximación One-Health para su estudio y análisis

Sede Puerto Montt de la Universidad Austral.
Sede Puerto Montt de la Universidad Austral.

*Columna de opinión para Salmonexpert de Miriam Seguel (1), Sandra L. Marín (2-3), Sandra Bravo (2), José Luis Iriarte (2-3), Iker Uriate (2), del CERAM- Universidad Austral de Chile sede Puerto Montt (1), Instituto de Acuicultura. Universidad Austral de Chile sede Puerto Montt (2), y de Centro FONDAP IDEAL; Universidad Austral de Chile sede Puerto Montt (3).

En el verano del 2021, ocurrieron dos eventos en la región de Los Lagos, el primero causado por las diatomeas del género Pseudonitzschia, productoras del Veneno Amnésico de los Mariscos, con una duración de casi tres meses (diciembre- febrero), lo que provocó una contingencia en la mitilicultura.

El segundo fue producido por Heterosigma akashiwo causando alta mortalidad de salmones. Además, se encontraron concentraciones subtóxicas de yesotoxinas (toxina lipofílica) en moluscos bivalvos, producido por Protoceratium reticulatum.

Procesos globales (calentamiento global), remotos (ENSO, SAM), regionales (precipitaciones, acuicultura, transporte marítimo) y locales (interacción quistes – infauna) y su sinergia están jugando un rol clave en el actual océano cambiante.

Por un lado, se han observado cambios profundos de disminución de caudales de grandes ríos en la sección norte de la Patagonia en los últimos 80 años lo que determinan la menor influencia de agua dulce como temperatura y salinidad baja y enriquecida en oxígeno a los fiordos y otros hábitats. Por otro lado, en la sección sur austral de la Patagonia, se ha observado mayor influencia de agua dulce debido al derretimiento de glaciares en los fiordos, que llevan a un proceso de desalinización de la capa superficial.

En términos generales, estos nuevos escenarios llevan a cambios en las condiciones físicas (circulación, estratificación, ventilación) y químicas (oxigenación, nutrientes, sistema de carbonato) del sistema costero de la Patagonia.

A las anomalías descritas previamente se suman procesos derivados de la actividad antropogénica como la acuicultura y el transporte marítimo. La acuicultura a través del enriquecimiento de la columna de agua con nutrientes podría estar promoviendo la dominancia de ciertas especies de microalgas y así aumentando las probabilidades de ocurrencia de FAN. El transporte marítimo contribuye con la diseminación de las microalgas.

El transporte de peces en wellboat y de redes, han sido identificados como factores de riesgo en la dispersión de las microalgas o de sus quistes. A una escala local se ha descrito que sustratos donde predominan sedimentos fangosos y anóxicos se asocian a mayores abundancias de quistes de A. catenella. Quistes de esta especie también se han asociado a sustratos con baja abundancia de herbívoros de la subclase Harpacticoida, potencialmente bioturbadores del sedimento.

Los antecedentes acumulados en la literatura demuestran lo complejo que resulta el entendimiento de los procesos involucrados en el inicio, desarrollo y término de un evento FAN. Sin embargo, no podemos dejar de considerar que estos eventos ocurren en el contexto de un sistema socio-ecológico.

Los efectos en el componente social también ocurren a distintas niveles. Por ejemplo, los FAN impactan a aquellos cuyos modos de vida y sustento dependen de la extracción y cultivo de invertebrados filtradores, productores acuícolas con distintas capacidades de absorber los efectos, y quienes trabajan en la industria acuícola y empresas proveedoras.

Se conoce a nivel global la complejidad de las interacciones entre factores subyacentes a la ocurrencia, y cada vez más frecuente, de los eventos FAN y a sus efectos sobre el sistema socio-ecológico que han llevado a proponer el uso de la aproximación One-Health para su estudio y análisis (Turner et al. 2021.1).

One-Health es un concepto que nace de reconocer que tanto la salud humana como animal, se encuentran amenazadas por varios factores y resalta la importancia de la interacción ser humano-organismos no humanos-ecosistemas en la evolución y emergencia de patógenos. Lo mas común es asociar FAN-invertebrados filtradores-ser humano, sin embargo, existe evidencia que describe efectos sobre la salud de los animales tanto de filtradores y no filtradores como aquellos depredadores a quienes se transfiere toxinas desde los niveles tróficos inferiores.

Efectos incluyen mortalidades masivas, pero también efectos subletales que afectan la productividad de las poblaciones. Los efectos sobre la salud de los ecosistemas se expresan, entre otros, a través de modificaciones de las tramas tróficas, efectos en servicios ecosistémicos, deterioro de la calidad de hábitats.

Dado los efectos observados frente a la ocurrencia de FAN en la zona sur austral del país la aproximación One-Health ha sido sugerida en la literatura como una estrategia para evaluar científica, multidisciplinaria, y colaborativamente los riesgos relativos a la salud humana, la salud de los seres vivos no humanos, y la salud de los ecosistemas. Esta aproximación es una propuesta integradora, novedosa y desafiante que amerita ser considerada como una alternativa para continuar abordando el estudio de las FAN.

1 Turner A.,D.; Lewis, A.M; Bradley, K.; Maskrey, B.H. 2021. Marine invertebrate interactions with Harmful Algal Blooms – Implications for One Health. https://doi.org/10.1016/j.jip.2021.107555