Saltar al contenido principal
A 40 kilómetros de la capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dhabi, ya hay proyectos funcionando, como el centro de cultivo RAS Emirate Fish Farm (Al Wathba). Imagen: Emirates Fish Farms.
A 40 kilómetros de la capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dhabi, ya hay proyectos funcionando, como el centro de cultivo RAS Emirate Fish Farm (Al Wathba). Imagen: Emirates Fish Farms.

Emiratos Árabes: Con el apoyo técnico de la FAO, los Emiratos Árabes están invirtiendo en tecnologías modernas para construir una producción acuícola sostenible y rentable que mantendrá el suministro del país.

La acuicultura en un entorno tan duro como el desierto de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) parece ambiciosa. Pero la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO) se ha asociado con los EAU en un proyecto conjunto para desarrollar y expandir la incipiente industria acuícola del país.

El objetivo es hacer que la acuicultura sea más eficiente energéticamente y económicamente viable para satisfacer las demandas de una población en crecimiento y su apetito por el pescado.

“La FAO está trabajando con el Gobierno para hacer de los Emiratos Árabes Unidos un centro mundial de tecnología e innovación agrícola. La acuicultura es un gran ejemplo de innovación aplicada con éxito”, comenta Lionel Dabbadie, Oficial Superior de Pesca y Acuicultura de la FAO.

Desda la organización, informan que “la pandemia por covid-19 ha tenido un impacto en las expectativas y demandas de los consumidores de alimentos producidos localmente. Aunque los Emiratos Árabes Unidos es un país que necesita importar el 90% de sus necesidades alimentarias, cada vez más consumidores quieren obtener sus alimentos más cerca de casa. Entonces hay un potencial enorme”.

Con el apoyo técnico de la FAO, los EAU están invirtiendo en tecnologías modernas para construir una producción acuícola sostenible y rentable que mantendrá el suministro de pescado del país, mejorará su seguridad alimentaria y transformará su sistema alimentario. Ya ha habido un progreso increíble.

La tecnificación del cultivo de especies requiere un alto nivel de habilidad técnica. Necesitamos invertir en la formación de la generación joven y este es uno de los objetivos del Gobierno”.

Fatema Al Mulla, analista de investigación sénior de la Oficina de Seguridad Alimentaria y del Agua de los EAU.
Técnicos de Emirate Fish Farm toman muestras de larvas de peces. Imagen. FAO/FameMedia.
Técnicos de Emirate Fish Farm toman muestras de larvas de peces. Imagen. FAO/FameMedia.
Producción de fitoplancton para alimentar a los peces. Imagen: FAO/FameMedia.
Producción de fitoplancton para alimentar a los peces. Imagen: FAO/FameMedia.

Innovación y tecnología para la acuicultura sostenible

La FAO estima que la disponibilidad de agua dulce ha disminuido en dos tercios en el Cercano Oriente y África del Norte en los últimos 40 años, y se espera que disminuya en otro 50% para 2050. Sin embargo, los expertos han encontrado formas de utilizar el agua salada del desierto o agua salobre para el cultivo de peces.

“Se han desarrollado innovaciones como los sistemas de acuicultura integrados, la acuaponía o sistemas de recirculación acuícola (RAS), donde el agua se puede reutilizar, con un enfoque especial en las necesidades únicas de escasez de agua de los países con condiciones áridas”, detallan.

Mero, salmón, lubina y caviar

Desde la FAO afirmaron haber establecido un Parque de Innovación Marina en el Centro de Investigación Marina Sheikh Khalifa en Umm Al Quwain, como parte de los planes de los Emiratos Árabes Unidos para avanzar en su innovación tecnológica biocientífica y en la investigación de las ciencias marinas.

En la actualidad, los operadores privados producen entre 500 y 1.000 toneladas de salmón Atlántico orgánico, mero, lubina, jurel o caviar en varias instalaciones diferentes en todo el país. Dabbadie afirma que el desafío es mejorar la tecnología y reducir los costos de producción.

"Si pueden crear economías de escala, podrían elevar la producción aquí a 30.000 toneladas para 2030. Si pueden hacer eso, será más rentable", dice Dabbadie.

“La integración de la producción de energía solar, en la que EAU es pionera, con la acuicultura y otras innovaciones, como el cultivo de peces selectivo, también tiene potencial para desarrollar el sector, y es aquí donde la FAO está desempeñando un papel activo”, finalizan desde la entidad.

Lea también: