Saltar al contenido principal

Gobierno califica a la salmonicultura como sector fundamental en la pandemia

Román Zelaya, subsecretario de Pesca y Acuicultura. Foto: Salmonexpert.
Román Zelaya, subsecretario de Pesca y Acuicultura. Foto: Salmonexpert.

Chile: El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, sostiene que la salmonicultura integra la cadena que asegura la disponibilidad de alimentos para la población en esta emergencia sanitaria.

En medio de la incertidumbre generada por la pandemia del Covid-19, ha surgido una pregunta en distintos actores de la industria: ¿es la salmonicultura chilena un sector clave para seguir operando incluso en medio de eventuales cuarentenas decretadas para sus zonas de actividad? 

La relevante respuesta fue entregada a Salmonexpert por el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya. “La salmonicultura es un sector fundamental durante la presente contingencia, pues forma parte de la cadena productiva que asegura la disponibilidad de alimentos para la población, y el desarrollo productivo del país”.

Junto con lo anterior, de acuerdo con la autoridad sectorial, “debe considerarse que esta actividad genera un número relevante de puestos de trabajo, especialmente en la zona sur de Chile, lo que en una crisis de esta magnitud también debe ser tenido en cuenta”. 

“Ahora bien, hoy la primera prioridad es proteger la salud de las personas frente al Covid-19, lo que incluye a quienes se desempeñan en el rubro salmonicultor. En ese marco, la Autoridad Sanitaria está fiscalizando de manera muy estricta los centros de cultivo y las plantas de proceso, con el fin de cautelar el bienestar de los trabajadores, de su entorno familiar y de las comunidades que integran”, subraya el titular de Subpesca. 

Pero la fiscalización que lleva adelante la autoridad apunta, además, según lo manifestado por el subsecretario Zelaya, “a garantizar las operaciones logísticas asociadas a la actividad salmonicultora, de manera de favorecer su continuidad en medio de la emergencia sanitaria”.

“Con todo, es necesario tener presente que una contingencia de este tipo es dinámica. Lo anterior implica que la autoridad -Sanitaria o de Defensa, según el caso- puede ir adoptando nuevas disposiciones, respecto de las que solamente cabe un cumplimiento oportuno y riguroso”, deja en claro el subsecretario de Pesca y Acuicultura.

Medidas estrictas

A modo de ejemplo, ciudades como Punta Arenas, donde se desarrolla la salmonicultura magallánica, están en cuarentena desde el 1 de abril pasado, pero la industria continúa operando, eso sí, con estrictos protocolos de protección para sus trabajadores y las comunidades, y con un umbral mínimo para dar garantías de un correcto manejo sanitario de los peces y de resguardo al medio ambiente.

Asimismo, en localidades como Chiloé, el compromiso de la industria del salmón ha sido operar con una capacidad de 50% en sus plantas de proceso para resguardar a sus trabajadores, en medio de los llamados de las comunidades de la isla a que se paralice la actividad por la pandemia. 

Mientras que, en la región de Aysén, el personal no residente en la zona, que proviene de ciudades como Puerto Montt principalmente, puede ingresar sólo por vía marítima, y se mantendrá más días en turno, para disminuir la rotación de gente y así evitar más contagios por Covid-19.

Lea también: