Saltar al contenido principal
Planta de Mowi Chile en Puerto Chacabuco. Foto: Salmonexpert.
Planta de Mowi Chile en Puerto Chacabuco. Foto: Salmonexpert.

Chile: Según expertos y productores, la tasa de ausentismo en la industria ha bajado de 25% a 15%, con más disponibilidad de mano de obra para la salmonicultura, aunque persisten desafíos.

En medio de la pandemia, el ausentismo en plantas de salmón de Chile incluso superó en promedio el 25%, muy lejos del 10% del sector nacional. Sin embargo, de acuerdo con expertos y productores, la situación ha ido mejorando en los últimos meses. 

Al respecto, Loredana González, directora CreActiva Consultores, comenta que hoy existe más mano de obra, pero todavía se nota una baja en cuanto a la motivación de buscar empleo y son varios factores que influyen desde el estallido social, a su juicio. 

González indica que las expectativas de los colaboradores aumentaron considerablemente, con una mayor disconformidad sobre las condiciones de sus trabajos. A modo de ejemplo, muchas firmas salmonicultoras aumentaron los beneficios y renta de los cargos operativos “y aun así la gente no postulaba, indicando que era demasiada carga laboral y poca renta, siendo que antes del estallido social pagaban aproximadamente 15% menos”. 

Debido a lo anterior, la experta señala también que las expectativas muchas veces no se adecúan a la realidad, “ya que llegan varios trabajadores (por no decir la mayoría) que sólo buscan trabajo part time, sin turnos, con movilización, contrato indefinido”. Aquí, sostiene, los bonos y beneficios que entregó el Estado durante 2021, jugaron un papel clave en lo que se observa actualmente. 

Luego, según la directora de CreActiva Consultores, por parte del empleador los requisitos también han aumentado, solicitando enseñanza media completa mientras que existen comunas en que la mayoría de las personas no tienen este nivel de escolaridad. 

Igualmente, las salmonicultoras están pidiendo con más fuerza experiencia a las personas para así contratarlas, “sin otorgarles la posibilidad de capacitación en cosas específicas como por ejemplo para plantas de proceso corte de cabeza, recorteros, despinado, operador de Multivac, de Baader, entre otras áreas”, detalla González. 

Por su lado, René Cárdenas, gerente de Administración y Recursos Humanos en Salmones Antártica, admite que durante el 2021, tuvieron muchos inconvenientes para contratar gente, al igual que toda la industria, sobre todo en el período agosto-septiembre, que es la temporada de salmón coho en la cual se necesita mucho personal. 

Lo anterior, debido a los beneficios entregados por el Gobierno como IFE Laboral y el IFE Universal, apunta Cárdenas. “No existía presión para encontrar trabajo, lo cual se manifestaba en un alto ausentismo, licencias médicas y escasez de personas”.

No obstante, a contar del lapso marzo-abril, “hemos bajado los niveles de ausentismo, quedando en índices más razonables, pasando de 25% a 15%. De todos modos, esperamos seguir mejorando esta situación, con beneficios más atractivos para captar gente, no sólo en lo económico, sino que también en jornadas laborales”, expone el ejecutivo de Salmones Antártica.

Lea también: