Saltar al contenido principal

Nuevo descubrimiento muestra elementos que explicarían resistencia a piojo de salmón

Foto: Sernapesca.
Foto: Sernapesca.

Chile: Científicos descubrieron que la resistencia al Caligus en salmón Atlántico y trucha arcoíris podría estar mediada por genes que controlan la respuesta inmune y el citoesqueleto.

Diversos estudios han estimado una variación genética de baja a moderada para la resistencia a los piojos de mar en las poblaciones de salmón Atlántico con distintas heredabilidades. En cuanto a este último punto, algo similar también fue descubierto en trucha arcoíris.

Esto sumado a las distintas herramientas genéticas disponibles en la actualidad indican que es factible mejorar la resistencia al piojo de mar en la salmonicultura. Por ejemplo, los enfoques genómicos comparativos permiten la identificación de similitudes genómicas entre diferentes especies.

Así, realizando un estudio de asociación del genoma completo (GWAS por sus siglas en inglés), se identificaron 120 genes candidatos que podrían explicar, en parte, la resistencia genética de las tres especies salmonídeas de cultivo a Piscirickettsia salmonis.

Sin embargo, no se han realizado investigaciones de este tipo para comparar las regiones genómicas asociadas con la resistencia al piojo de mar en las especies de salmónidos más susceptibles al parásito.

Por esta razón, científicos de diversas instituciones de Chile, Reino Unido, Canadá y Brasil, publicaron recientemente los resultados de una investigación que buscó justamente identificar las regiones genómicas asociadas con la resistencia a Caligus rogercresseyi en salmón Atlántico y trucha arcoíris a través de GWAS.

A su vez, también trataron de identificar genes candidatos funcionales homólogos (ortólogos)potencialmente relacionados con la variación de los distintos rasgos genéticos entre ambas especies.

Movilidad celular y reparación

A pesar de no encontrar diferencias entre el número promedio de piojos luego del desafío experimental, y después de analizar y comparar los genomas de más de 2.000 individuos de cada especie, los expertos lograron identificar grupos de genes ortólogos y varios genes candidatos entre polimorfismos de un solo nucleótido (SNP) adyacentes que explicarían más del 1% de la varianza genética para la resistencia a C. rogercresseyi.

“En cada especie e identificamos 7 y 13 regiones que explican más del 1% de la varianza genética para el rasgo, y las regiones más importantes explican el 3% y el 2,7% para el salmón Atlántico y trucha arcoíris, respectivamente”, explicaron los investigadores.

Estos genes se asociaron con la respuesta inmune, la función del citoesqueleto y la migración celular. Además, encontraron 15 ortogrupos comunes dentro o entre especies, sin embargo solo un ortogrupo mostró una clara relevancia biológica potencial en la respuesta contra Caligus.

“Nuestros resultados sugieren que la resistencia podría estar mediada por genes que controlan la respuesta de los leucocitos y el citoesqueleto, que promueven la movilidad celular y la reparación de la herida. El análisis de proteínas ortólogas proporcionó pocas proteínas caracterizadas. Por lo tanto, se necesitan más investigaciones para identificar mejor los genes y generar avances en la resistencia a Caligus rogercresseyi y otros rasgos importantes en salmónidos”, señalaron los especialistas.

Con esta información, concluyeron que mecanismos similares podrían estar regulando la resistencia a piojo de mar en ambas especies estudiadas.

“Nuestros resultados proporcionan mayor conocimiento para ayudar a establecer mejores medidas de control y tratamiento para una de las enfermedades parasitarias más importantes que afectan a la salmonicultura”, finalizaron los expertos.

Lea el estudio completo titulado “Genome-scale comparative analysis for host resistance against sea lice between Atlantic salmon and rainbow trout”, aquí.

Lea también: