Saltar al contenido principal

En Chile: Impulsan proyecto para valorizar residuos plásticos de la salmonicultura

Boyas utilizadas por industria salmonicultora y mitilicultora se ocuparán en el proyecto. Foto: Nodo Chile.
Boyas utilizadas por industria salmonicultora y mitilicultora se ocuparán en el proyecto. Foto: Nodo Chile.

Chile: Fomento al Upcyling Empresarial (FUE), busca promover la valorización de residuos plásticos industriales mediante “suprareciclaje”, transformándolos en productos con impacto social y ambiental.

La compañía consultora Nodo Chile (certificada como Empresa B) con base en la ciudad de Puerto Varas, realiza un amplio trabajo con compañías salmonicultoras y de otros rubros, en términos de sostenibilidad y relacionamiento comunitario.

Para la primera de las áreas, su director ejecutivo, Sebastián Videla, explica a Salmonexpert que este trabajo se realiza de diferentes formas: “En algunos casos, comenzamos trabajando proyectos socioambientales en territorios particulares que buscan dar respuestas adecuadas a casos puntuales, y en otras construimos la Estrategia de Sostenibilidad de toda la organización, con proyectos y programas que buscan generar impactos en el largo largo plazo”.

Sobre este punto, Videla señala que “nuestro trabajo se traduce en prácticas internas con proveedores, programas de mejoramiento del desempeño o la transparencia ambiental, proyectos de desarrollo comunitario, entre otros”.

Precisamente uno de los proyectos en el ámbito de la sustentabilidad es el de Fomento al Upcyling Empresarial (FUE), emprendimiento social que nace para promover la valorización de residuos plásticos industriales mediante procesos de “suprareciclaje”, transformándolos en productos con impacto social y ambiental.

Sebastián Videla, director ejecutivo de Nodo Chile. Foto: Nodo Chile.
Sebastián Videla, director ejecutivo de Nodo Chile. Foto: Nodo Chile.

El Upcycling se define como el “aprovechamiento de materiales de desecho en nuevos materiales o productos de mejor calidad y valor ambiental”.

Videla explica cómo surgió este proyecto: “A partir del trabajo que realizamos con las comunidades y empresas de la industria acuícola, se hicieron evidentes algunas oportunidades de colaboración para abordar un asunto urgente: la gestión de residuos, especialmente los de gran tamaño, a la vez que fortalecer su relación con las comunidades. A través del modelo de FUE, se propone una solución que integra ambos problemas”.

Dentro de la línea de trabajo de FUE, Nodo Chile se encuentra lanzando su primer proyecto: Boya Compostar, el cual es un programa de reconversión de boyas en desuso de la industria acuícola en programas de vermicompostaje comunitario.

El vermicompostaje es una técnica que consiste en un proceso de bio‐oxidación y estabilización de la materia orgánica, mediado por la acción combinada de lombrices de tierra y microorganismos, del que se obtiene un producto final estabilizado, homogéneo y de granulometría fina denominado vermicompost o humus de lombriz.

“La industria acuícola produce gran cantidad de boyas, que luego de algunos años dejan de ser utilizadas. Además, existe una importante necesidad de reducir la generación de residuos domiciliarios para evitar el colapso anticipado de rellenos sanitarios y reducir la contaminación. Con este diagnóstico, construimos una vermicompostera hecha con boyas recicladas”, detalla Videla.

Trabajo en terreno en instalaciones salmonicultoras. Foto: Nodo Chile.
Trabajo en terreno en instalaciones salmonicultoras. Foto: Nodo Chile.

Relacionamiento comunitario

Otra de las áreas que Nodo Chile aborda, es el aspecto del relacionamiento comunitario junto a las empresas del rubro acuícola. Sebastian indica que “creemos que para ejecutar un plan de relacionamiento comunitario que sea exitoso, es necesario pensar en construir vínculos de largo plazo en los territorios, y para eso es muy importante que la empresa conozca y gestione sus impactos sociales y ambientales, al mismo tiempo que genere espacios de diálogo donde no los hay”.

El ejecutivo señala de igual forma que “creemos que es clave medir las acciones y resultados; es necesario acompañar el diagnóstico e implementación de los proyectos con sistemas de medición que ayuden a ir orientando el trabajo en la dirección adecuada”.

Por último, y dentro del trabajo específico en esta línea junto con empresas del rubro acuícola se cuentan construcción de estrategias de relacionamiento comunitario, con diagnóstico y definición de líneas de acción que tienen por objetivo construir confianzas con las comunidades y generar desarollo local; Levantamiento de grupos de interés, desarrollo, implementación y monitoreo de proyectos de valor compartido; Programas de vinculación territorial con enfoque en las comunidades escolares a través de proyectos socioambientales, entre otros aspectos.

Lea también: