Skip to main content

ISAV: Las mutaciones espontáneas ocurrirían en condiciones de laboratorio

Marcelo Cortés, investigador y académico de la Universidad de Santiago de Chile. Foto: Francisco soto, Salmonexpert.
Marcelo Cortés, investigador y académico de la Universidad de Santiago de Chile. Foto: Francisco soto, Salmonexpert.

Chile: Según el Dr. Marcelo Cortés, el virus ISA posee una alta variabilidad, pudiendo mutar in vitro desde una cepa no virulenta hacia una virulenta. Sin embargo, aclara que es difícil que este fenómeno ocurra en la naturaleza.

En la vigésima tercera edición del seminario “Mejorando la Calidad de Smolt” organizado por Veterquímica en la ciudad de Villarrica, el Dr. Marcelo Cortés, investigador y académico de la Universidad de Santiago de Chile (Usach) presentó una actualización de las patologías virales que afectan a los peces en agua dulce.

Enfocado en los virus IPNV, ISAV y PRV, el experto dio una cátedra enfocada en la morfología, biología molecular, patología y últimos estudios referentes a cada agente.

Para el caso del ISAV, el investigador mostró interesantes estudios que ha realizado junto a su equipo de trabajo donde, incluso, han sido capaces de producir viriones 100% sintéticos.

Alta capacidad de mutación in vitro

“Con tecnología de genética reversa generamos ADN recombinante en forma de plásmido que sintetizamos químicamente. Nuestro diseño es único en el mundo ya que cuando lo transectamos en células de salmón, nuestro producto son virus, es decir, somos capaces de crear o fabricar virus 100% sintéticos a través de información bioinformática”, aclara el Dr. Cortés.

Según lo señalado en su presentación, son el primer equipo de trabajo que logra esta hazaña a nivel mundial, y no sólo lograron crear estos virus, sino que además consiguieron adicionar un gen que codifica una proteína fluorescente y lograr su transmisión in vitro.

En otro de sus estudios desarrollaron distintas cepas del virus ISA y lo fueron pasando a través de distintos cultivos con la finalidad de analizar si podían observar alguna variabilidad de las cepas en el tiempo.

“A lo largo de los pasajes por cultivos, la zona HPR del virus puede cambiar, generar polimorfismo o definitivamente transformarse en HPR no descritos en la naturaleza. Lo interesante de esto es que pueden evolucionar hacia cepas patógenas como HPR7b, es decir, el virus posee una alta variabilidad”, indica el investigador. Sin embargo, cabe destacar que esto fue observado in vitro y con cepas recombinantes.

A raíz de estos resultados, el investigador de la Usach explica a Salmonexpert las implicancias de los descubrimientos y qué tan probable es que ocurran estas mutaciones en el contexto nacional.

¿Cuál es la probabilidad de que se generen nuevas cepas en condiciones de cultivo?

Hoy en día los brotes son escasos y por ley los peces deben estar todos vacunados, por lo tanto, la probabilidad de que ocurra una mutación espontánea es muy escasa y es lo que se ha observado a lo largo del tiempo. Los reportes del Sernapesca evidencian una prevalencia de alrededor del 34-40% de HPR0 y aparece un brote distinto a HPR0 cada uno o dos años, pero no ocurriría normalmente porque tienen la presión de la vacunación.

Por otro lado, si la cepa es o no virulenta no lo alcanzamos a evidenciar porque tienes que eliminar a todos los peces. En conclusión, se puede diagnosticar un HPRdelta, pero no se le da el tiempo para que sea brote y por lo tanto, no se genera una mutación.

Las mutaciones espontáneas ocurren in vitro, donde no hay respuesta inmune y el virus pude hacer lo que quiera con su genoma y nosotros nos aprovechamos de eso para investigar los mecanismos que hay detrás. En la naturaleza hay mucha variabilidad, observamos alrededor de 30 y tantas cepas en brotes normales, pero las pregunta son: ¿cúal es su origen? ¿por qué ocurre esto? y eso es lo que estamos investigando.

Lea también: