Skip to main content

“La acuicultura oceánica permitirá reducir los conflictos con otros usuarios”

Alex Brown, gerente I+D Ecosea Farming Spa y también Project Leader de Fraunhofer Chile Research. Foto: Salmonexpert.
Alex Brown, gerente I+D Ecosea Farming Spa y también Project Leader de Fraunhofer Chile Research. Foto: Salmonexpert.

Chile: Además, la salmonicultura en altamar podría aumentar los niveles de sustentabilidad y ganar mayores niveles de aceptación social, señala a Salmonexpert Álex Brown, gerente de I+D de EcoSea Farming Spa.

Dentro del Programa Estratégico Mesoregional Salmón Sustentable y financiados mediante el instrumento "Programas Tecnológicos Estratégicos", existen dos proyectos público-privados de acuicultura oceánica.

Uno de ellos es el consorcio EcoSea Farming Spa, que es el más cercano a desarrollar acuicultura oceánica en Chile. De hecho, actualmente lleva a cabo su primera etapa, construyendo una jaula sumergible para su sitio de prototipaje y que será la más grande del mundo.

En conversación con Salmonexpert, el gerente I+D del consorcio y también Project Leader de Fraunhofer Chile Research, plantea que como método de cultivo, la acuicultura oceánica podría ser el futuro para el cultivo de salmones en Chile por diversos motivos.

¿Puede la acuicultura oceánica ser el futuro para cultivo de salmones en Chile?

Claro que puede. La salmonicultura oceánica contará en el mediano plazo con las tecnologías que le permitan desarrollarse y la demanda de salmón continuará aumentando.

¿Por qué?

Porque la acuicultura oceánica permitirá reducir los conflictos con otros usuarios, aumentar los niveles de sustentabilidad y ganar mayores niveles de aceptación social, ello dado que su instalación será sólo en sectores que no generen conflictos con otros usuarios y que las corrientes unidireccionales, reducirán la prevalencia de enfermedades.

Asimismo, las características oligotróficas de altamar, minimizarán el fouling, el que en todo caso no es problema para nuestras redes de aleación de cobre, que reducen su crecimiento. En fin, son múltiples las razones del por qué sí es una opción de futuro.

¿Cuáles son las principales barreras tecnológicas, biológicas y legislativas para realizar este tipo de proyectos en Chile?

Desde el punto de vista tecnológico, estamos avanzando en el desarrollo de estructuras de confinamiento de peces que resistan las inclemencias de altamar, que se puedan fondear de manera segura y que puedan resistir la operación de manera competitiva comercialmente.

Sin embargo, en este momento, no existen en Chile AAA (Áreas Aptas para la Acuicultura) en altamar y no se vislumbran soluciones de corto plazo para viabilizarlas. Posiblemente, el Estado pueda generar licencias de investigación que pudiesen contribuir a realizar experiencias bajo condiciones reales de altamar u otro tipo de facilidades para promover la innovación en esta área.

Lea también: