Saltar al contenido principal

La estrategia de Salmones Austral que logró tres centros certificados sin antimicrobianos

Centro de cultivo de Salmones Austral. Foto: Salmones Austral.
Centro de cultivo de Salmones Austral. Foto: Salmones Austral.

Chile: Se trata de los sitios de cultivo Reñihue, Mentirosa y Quillaipe. “Estamos comprometidos con el desarrollo sostenible de nuestro negocio”, afirman desde la compañía.

En el último tiempo, la industria salmonicultora chilena ha estado migrando desde el Proyecto Libre de Antibióticos al Programa de Optimización del Uso de Antimicrobianos (PROA), que es liderado por Sernapesca, con un proceso de positivo resultado: hoy, 130 centros de cultivo están inscritos en el Plan, de los cuales ocho recibieron su certificación. 

De acuerdo con el más reciente reporte de Sernapesca, los centros de cultivo certificados bajo PROA son Puqueldon de AquaChile (salmón coho), Pilolcura de Multiexport Foods (salmón coho), Canal Bertrand de BluRiver (salmón Atlántico), Gemmel de Salmoconcesiones (salmón coho), Punta Garrao de Cooke Aquaculture (salmón Atlántico), y Reñihue, Mentirosa y Quillaipe de Salmones Austral, donde estos tres últimos operan con salmón coho.  

Compromiso

Salmones Austral es la compañía con más centros de cultivo certificados PROA. Desde la empresa afirman a Salmonexpert que “estamos comprometidos con el desarrollo sostenible de nuestro negocio. En la práctica, esto se ha traducido, entre otros aspectos, en un uso eficiente y basado en elementos técnicos de los antibióticos para así cumplir dos objetivos: por un lado, proteger la vida animal y su bienestar y, por otro, ser un aporte -a través del menor uso de antibióticos- en la iniciativa global One Health, que busca lograr mejores resultados de salud pública”.

“Cabe mencionar que el 95% del consumo de antibióticos se explica por un agente infeccioso (Piscirickettsia salmonis) que, dadas sus características de patogenicidad, es un agente muy difícil de prevenir (vacunas efectivas) y de controlar (antibióticos)”, sostienen desde Salmones Austral.

A pesar de esta situación, desde Salmones Austral manifiestan que “nos hemos basado en la tríada ecológica huésped (pez), ambiente y agente infeccioso para implementar las mejores prácticas en esta materia. En esa línea, el programa PROA es una excelente manera de medir las acciones tomadas en la tríada y así identificar las potenciales desviaciones y también aplicar planes de acción para corregirlas”.

Adscripción voluntaria

El PROA es de adscripción voluntaria y aplica medidas adicionales a lo demandado por la normativa vigente. Este programa, según Sernapesca, “aspira a fomentar la toma de conciencia sobre el uso responsable y eficiente de antimicrobianos, promoviendo las buenas prácticas para su utilización prudente a través de la difusión e incorporación de recomendaciones relacionadas con la gestión sanitaria, obtenidas desde investigaciones realizadas en el marco del PGSA”. 

El cumplimiento de los compromisos asumidos por los sitios de cultivo de salmón adheridos a este programa, resulta en la obtención de un Certificado Oficial que “da cuenta de esfuerzos realizados para la optimización del uso de antimicrobianos, así como su incorporación en el listado oficial de centros certificados. Por otra parte, todos los centros de cultivo de salmón que requieran certificarse libres de uso de antimicrobianos, sembrados a partir de marzo de 2020, deben inscribirse en el programa para optar a la certificación”, informan desde Sernapesca.

Lea también: