Skip to main content

“La nueva normativa de densidades atenta contra la libre competencia”

Entrada a las oficinas de Salmones Aysén. Foto: Jonathan Garcés.
Entrada a las oficinas de Salmones Aysén. Foto: Jonathan Garcés.

Chile: El gerente general de Salmones Aysén, Pablo Cajtak, dijo a Salmonexpert que la regulación actual debe aplicarse a prorrata, de lo contrario, es un “cuoteo” a las empresas.

Con el fin de resguardar el patrimonio ambiental y sanitario de la industria salmonicultora chilena, Subpesca creó un nuevo nivel de bioseguridad deficiente, que corresponde a “Baja 4”, la cual está asociada a una disminución en la densidad de cultivo de un 75% a 4 kilos por m³ y, además, tolerará crecimientos de hasta 3% en la producción, dejando estos casos en números positivos, y los que se emplacen sobre esas proyecciones de siembra, serán castigados con cifras negativas.

Frente a esto, el gerente general de Salmones Aysén, Pablo Cajtak, explicó a Salmonexpert que, con la nueva regulación, si por ejemplo existen 15 centros abiertos en un barrio “e ingresas uno más, eso por sí solo supera ampliamente al crecimiento permitido por Subpesca, que es de 3%. Por tanto, la autoridad en realidad no está flexibilizando debidamente la normativa de densidades, sino que aplicó un maquillaje en relación a la propuesta inicial”.

Para Cajtak, esto nace de un temor a un potencial problema que podría venir al sector, producto de un crecimiento desbocado. “Es válido, pues Subpesca acepta que los índices sanitarios están buenos actualmente y los quiere mantener en pos de la sustentabilidad industrial. Sin embargo, lo que nosotros decimos es que, al menos, tendría que aplicarse la norma a prorrata”.

¿Qué significa eso? El ejecutivo afirmó que, si en algún momento la autoridad piensa que habrá un problema sanitario en el mercado salmonicultor, producto de un crecimiento excesivo, puede restringir a un determinado número las siembras, a prorrata de las capacidades de cada uno, en términos de los derechos que otorga la propiedad de las concesiones.

“No es posible que, si no produje en el período anterior, no me sea factible realizarlo en el siguiente. Ello es un cuoteo por historia de las empresas, al igual que sucede en la industria pesquera, lo que es un claro atentado contra la libre competencia”, remarcó el gerente general de Salmones Aysén.

Cabe recordar que en la Macrozona 3, donde se ubican los barrios que inician descanso entre octubre de 2018 y marzo de 2019, un informe técnico de Subpesca reveló que las salmonicultoras están proyectando un crecimiento de un 46% en la producción de 134,9 millones de peces a 196,8 millones de peces, destacando la expansión de 41% para la región de Los Lagos y de 30% para Aysén. En Magallanes la cifra de intenciones de incrementos de siembra alcanza al 2%.

Es por eso que, en vista de la nueva normativa de densidades, Subpesca entregó a las empresas un plazo excepcional y opcional hasta mañana miércoles 26 de septiembre para ajustar sus distintos planes de siembra. Si no materializan cambios, se usará lo declarado el 16 de agosto pasado por las salmonicultoras locales.  

Lea también: