Skip to main content

Luz UV podría utilizarse para la prevención del piojo de mar

Imagen de cadena de huevos de piojo de mar. Foto: Andreas Hagemann, SINTEF Ocean.
Imagen de cadena de huevos de piojo de mar. Foto: Andreas Hagemann, SINTEF Ocean.

Noruega: Científicos concluyeron que la aplicación de luz ultravioleta al salmón infectado, a través de lámparas subacuáticas, “puede evitar que las cadenas de huevos fertilizadas de piojos prosigan a estadios infecciosos”. 

Los tratamientos con luz ultravioleta (UV) podrían tiener el potencial para reducir el crecimiento de la población de piojo de mar, ya sea causando la mortalidad directa de los estadios adultos y juveniles o haciendo inviables los huevos o larvas de los mismos. Lo anterior, debido a que dosis específicas de luz UV pueden dañar el ADN.

Para demostrar esta teoría, investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas, Noruega, y de la Universidad de Melbourne, Australia, probaron un rango de dosis de luz UVC de 254 nm para determinar si suprimían la producción de larvas del piojo Lepeophtheirus salmonis. Además, evaluaron si dichas dosis producían daños en el bienestar de los peces.

Para estos efectos realizaron tres ensayos. En el experimento 1, los expertos cortaron cadenas de huevos maduros de piojos hembra y las expusieron a distinas dosis de luz UV para recopilar datos sobre la relación dosis-respuesta entre UVC y la producción de copepoditos.

En el experimento 2, expusieron peces parasitados a la luz UVC mientras nadaban libremente en estanques durante un período de 6 días, para lograr una una dosis aproximada de 0.1 J cm-2 y analizar la efectividad en condiciones similares a las productivas.

Por último, en el experimento 3, probaron la sensibilidad de los peces (sin piojos) a dosis crecientes de luz UVC con la finalidad de evaluar los efectos físicos y de bienestar animal.

Reducción del 95%

Del primer ensayo, los investigadores concluyeron que una dosis total de 0,008 J cm-2 redujo la producción de copepoditos en un 5%, mientras que una reducción del 95% ocurrió a una dosis de 0,09 J cm-2.

En cuanto al segundo ensayo, los autores del estudio señalaron que “el tratamiento resultó en una reducción del 99% en la producción de copepoditos en relación con los grupos de control. Sin embargo, la UVC afectó negativamente el bienestar de los peces, causando mayores tasas de cataratas e irritación de la piel”.

Esto se corroboró en el tercer experimento ya que se evidenciaron lesiones menores en la piel a dosis efectivas >60% y cataratas, que comenzaron a desarrollarse a dosis muy bajas.

En sus conclusiones, los científicos plantearon: “Hemos demostrado que dosis suficientes de irradiación UVC pueden reducir drásticamente la producción de etapas infecciosas del parásito a partir de las cadenas de huevos, por lo que el tratamiento de la salida del sistema de desagüe u otras aguas residuales de la acuicultura de salmón podría proporcionar beneficios inmediatos”.

Con respecto a su aplicación como prevención y tratamiento de la parasitosis, concluyeron que la aplicación de luz UVC al salmón infectado a través de lámparas subacuáticas “puede evitar que las cadenas de huevos fertilizadas de piojos prosigan a estadios infecciosos. La viabilidad de esta aplicación en entornos industriales a gran escala dependerá del desarrollo de un régimen de exposición que ofrezca reducciones rentables en la producción de piojos con efectos secundarios mínimos para los peces”.

Lea el estudio completo aquí o el paper recién publicado aquí.

Lea también: