Skip to main content

Marine Harvest hace la primera transferencia desde un sistema cerrado

Marine Harvest ha trasladado el salmón de sistema cerrado a un centro de cultivo tradicional. Foto: Kjell Erik Kleveland.
Marine Harvest ha trasladado el salmón de sistema cerrado a un centro de cultivo tradicional. Foto: Kjell Erik Kleveland.

Chile: La compañía noruega ha trasladado, por primera vez, salmones desde su instalación experimental en el mar de Molnes a jaulas tradicionales.

El centro de cultivo de peces del municipio de Etne, en Noruega, es uno de los pocos sistemas cerrados que se está probando y, con 40 metros de diámetro y 23 metros de altura, es el más grande. En otoño de 2016, el tanque fue provisto con 200 mil peces. En seis meses, los salmones han crecido de 118 gramos a 1,2 kilogramos.

"El pescado ha crecido muy bien y no hemos tenido problemas con enfermedades o piojos de mar", comenta el gerente de operaciones de Marine Harvest, Jan Eirik Jensen. Recientemente, el salmón fue trasladado a un centro de cultivo tradicional, a pocos kilómetros de distancia, donde seguirán creciendo durante un año, antes de la cosecha.

Soluciones

Marine Harvest ha probado varios tipos de tecnología en acuicultura. Uno de ellos es el sistema cerrado de Molnes, el cual es suministrado por Haugesund AquaFarms Equipment.

"Los retos de los piojos de mar significan que tenemos que cambiar la forma en que producimos el salmón. Marine Harvest ahora emplea recursos esenciales para encontrar buenas soluciones en este aspecto", dice Ola Helge Hjetland, directora de comunicaciones de Marine Harvest.

La investigación y la producción de ensayos se han llevado a cabo en Molnes durante unos años. Un intento previo realizó desafíos que significaron que los peces no podían ser trasladados más lejos.

"Estos desafíos fueron superados, en parte, por la mejora en la estructura, un borde superior que impidió que el agua del mar pasara a través de ella, y varios ajustes", explica Atle Presthaug, gerente de AquaFarm Equipment, que trabaja en estrecha colaboración con el departamento mundial de I + D de Marine Harvest

Marine Harvest tiene permiso para sembrar un millón de peces en esta jaula cerrada, pero la compañía quiere controlar el desarrollo y las pruebas. "El plan es cultivar 400 mil smolts al siguiente intento", argumenta el gerente de operaciones Jan Eirik Jensen.

"Cuando los salmones son más pequeños y son trasladados a jaulas en el mar, son más vulnerables a los piojos y las enfermedades, hasta que crecen. A través de una producción de más larga data en tierra y de instalaciones cerradas como Molnes queremos producir grandes smolts que sean más fuertes cuando se trasladen en el mar. Reducir el tiempo que el salmón está en el mar significa menos propagación de los piojos", explica Hjetland.

Lea la nota completa en Fish Farming Expert