Saltar al contenido principal

Megaproyecto salmonicultor Havfarm resiste sin problemas período de tormentas

Instalaciones de Havfarm en Noruega. Foto: Nordlaks.
Instalaciones de Havfarm en Noruega. Foto: Nordlaks.

Noruega: El centro funciona con tecnología de redes de cerco HDPE, de Garware, ya que es una solución ecológica que también salvaguardará el bienestar de los peces.

El proyecto Havfarm de Nordlaks, está equipado con seis redes de 47x47 metros, hechas de HDPE mezclado con cobre. Esto hará que la red en el centro de cultivo estacionario sea muy duradera.

Cada una de las redes en Havfarm tiene una dimensión de 47x47 metros y se introduce 35 metros en el mar antes de inclinarse como una pirámide. La profundidad máxima es de 56 metros y el volumen de agua en cada jaula es de 70 mil metros cúbicos.

El peso de cada red es de unas 11 toneladas, incluida la cuerda. Una red de cultivo ordinaria normalmente pesa entre una y ocho toneladas. Fue Garware Technical Fibers, en India, quien produjo las redes en nombre de Selstad.

El gerente de proyectos de Havfarm, Bjarne Johansen, le dice al sitio asociado a Salmonexpert, Kyst.no, que las redes han estado en el mar en Havfarm durante 12-13 semanas, sin que hayan tenido necesidad de limpiarlas.

Johansen dice que han elegido la tecnología de redes de cerco HDPE porque es una solución ecológica que también salvaguardará el bienestar de los peces y reducirá la necesidad de trabajo, al reducir la necesidad de limpiar las redes de cerco.

El director del proyecto detalla que los peces de Havfarm han respondido bien al medio ambiente en el centro estacionario después de trasladarlos. “Tanto el crecimiento como otros parámetros han estado en línea con sus expectativas”.

Cuando se trata de piojos del salmón, según Johansen, como se esperaba, se han registrado algunos piojos en los peces incluso después de mudarse al centro. “No se ha desarrollado mucho en una dirección negativa y estamos dentro de los requisitos”, expresa el ejecutivo.

Respecto a las tormentas recientes, Johansen comenta que “el centro en el mar se ha comportado bien durante los períodos tormentosos que hemos vivido. Ha habido poco movimiento en Havfarm, los peces se lo han pasado bien y la tripulación a bordo ha experimentado a Havfarm como un lugar bueno y seguro para estar en la tormenta”.

Lea también: