Saltar al contenido principal

Mejoramiento habitabilidad de naves: Bienestar para trabajadores del mar

Senador David Sandoval. Foto: Senador David Sandoval.
Senador David Sandoval. Foto: Senador David Sandoval.

*Columna de opinión para Salmonexpert del senador David Sandoval. 

Una gran noticia, sin duda.

El martes 27 de octubre de 2020, terminó su trámite en el Congreso, el proyecto de ley que redefine las condiciones de habitabilidad de las embarcaciones pesqueras artesanales y las que prestan apoyo a la acuicultura, el cual presentamos el año 2015, junto a un grupo transversal de diputados y que nació a consecuencia de las numerosas inquietudes que manifestaron armadores de la región de Aysén, entre ellos, Roberto Schulteiss, a quien agradecemos el permanente compromiso en esta materia.

Durante mucho tiempo, los armadores habían expresado su preocupación en este tema, ya que de acuerdo a la reglamentación vigente, sus naves no cuentan con las condiciones aptas para el trabajo de quienes prestan servicios a la acuicultura. De ahí la importancia de haber avanzado con esta iniciativa que se encuentra ad portas de ser ley.

¿Por qué esto tan relevante? Porque busca asegurar mejoras sustanciales en el desarrollo de las actividades de los trabajadores del mar, tanto en la habitabilidad como en los espacios donde conviven los mismos pescadores artesanales, lo que adquiere más relevancia en el actual contexto de pandemia de dovid-19 que vive nuestro país actualmente, contribuyendo con esto a reducir los riesgos de contagio y disminuyendo el hacinamiento al que muchas veces se ven expuestos.

Las modificaciones introducidas en la actual Ley General de Pesca y Acuicultura, busca que las embarcaciones deban estar provistas de elementos y características especiales, para que las tripulaciones convivan en ambientes de seguridad, salud, higiene y confort especiales, además de contar con espacios de alojamiento, alimentación y aseo que garanticen condiciones dignas de trabajo, considerando que pasan muchos días embarcados realizando labores propias de la pesca artesanal como también de apoyo a la actividad acuícola.

La norma, ampliamente respaldada por diferentes gremios de pescadores y la Autoridad Marítima, será un gran aporte para mejorar la forma en que buzos, pescadores, entre otros actores del sector, desarrollan su labor, tomando en cuenta que muchas de esas embarcaciones operan en los mares del sur de Chile y en aguas interiores, donde las condiciones climáticas y oceanográficas suelen ser extremas e impiden situar en la cubierta superior áreas para dormitorios, cocina, baños. 

De esta manera, y después de  más de cinco años de tramitación legislativa, estamos finalmente concretando esta mejora sustancial en la calidad de vida de cientos de trabajadores del mar, permitiendo dar un salto en la dignidad y acorde con estándares internacionales en materia de seguridad laboral, como asimismo en cumplimiento de lo dispuesto por nuestra propia normativa interna, que consagra la obligatoriedad de los empleadores de proteger eficazmente la vida y la salud de los trabajadores y mantener condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas. 

Ahora, en un plazo de seis meses aproximadamente, desde publicada la ley, deberá dictarse un reglamento que hará operativa esta norma, el cual determinará, en detalle, las condiciones de habitabilidad y bienestar que deben cumplir las embarcaciones, debiendo siempre tener en cuenta la zona geográfica en que éstas operan, por lo cual se espera que la autoridad competente pueda materializar de la mejor manera, a través de los requerimientos técnicos, el espíritu de esta anhelada iniciativa.