Saltar al contenido principal
Centro de cultivo de salmones de Multi X. Foto: Multi X.
Centro de cultivo de salmones de Multi X. Foto: Multi X.

Chile: El incremento financiero realizado por Humphreys se fundamenta en el bajo nivel de endeudamiento de Multi X, observado en los últimos años, y a sus estrategias comerciales diversificadas.

Humphreys decidió aumentar la clasificación de la solvencia de Multiexport Foods (Multi X) desde “Categoría BBB+” a “Categoría A-”, mientras su tendencia se mantiene en Estable. En tanto, las acciones de la compañía mantienen su clasificación en “Primera Clase Nivel 2” con tendencia Estable.

El cambio de clasificación de riesgo de la solvencia de la salmonicultora, desde “Categoría BBB+” a “Categoría A-”, se fundamenta en el bajo nivel de endeudamiento observado en los últimos años, informó la compañía clasificadora de riesgo a través de un comunicado de prensa.

 Así, entre 2018 y 2021, el ratio calculado como deuda financiera sobre EBITDA se mantuvo bajo las tres veces, lo cual a juicio de Humphreys permite presumir que la compañía mantendrá dichos niveles en el largo plazo. Adicionalmente, posee un perfil de vencimientos acorde a los flujos obtenidos por la compañía, presentando holguras en los períodos de duración de la deuda. Junto con lo anterior, se valoran los resultados obtenidos durante 2021, alcanzando niveles incluso superiores a lo exhibidos en 2019.

La clasificación de la solvencia en “Categoría A-“ y de los títulos accionarios en “Primera Clase Nivel 2”, se basa en el hecho que, dadas las restricciones propias del tipo de negocio, la compañía ha dispuesto en su oferta un adecuado mix de productos, de acuerdo a los requerimientos del cliente final.

Con el objeto de reducir el impacto de la volatilidad del precio del salmón, parte de sus negocios están destinados a darle mayor valor agregado a la materia prima como los productos ahumados.

Añade que lo anterior también es complementado con la integración vertical que posee la empresa, estando presente desde la producción, lo que asegura la disponibilidad de materia prima, y el hecho de poder participar en la producción a través de reproductores propios reduciendo riesgos sanitarios.

La clasificación, además, incluye las ventajas de Chile como país productor de salmones, con condiciones climáticas y geográficas que han hecho de nuestro país el segundo mayor productor a nivel mundial, concentrando junto a Noruega cerca del 77,4% del total de la producción mundial de salmón atlántico para 2021. Por otro lado, como factor positivo se incluye el potencial alcance y crecimiento esperado de la compañía en el mercado asiático, el cual se podría facilitar con su socio MIT-Salmón Chile Spa y la disminución del crecimiento esperado de la oferta.

Lea también: