Saltar al contenido principal
Desde Mevea realizaron un análisis al uso de antibióticos en Chile. Imagen: Salmonexpert.
Desde Mevea realizaron un análisis al uso de antibióticos en Chile. Imagen: Salmonexpert.

Chile: La actividad permitió dar cuenta de los significativos avances que ha tenido la industria en la disminución del uso de antimicrobianos y el rol que han jugado los médicos veterinarios en esta tarea.

El Médico Veterinario Alejandro Heisinger, representó a Mevea en el ciclo de conferencias online que organizó el Departamento de Ciencias Básicas de la Universidad de la Frontera (UFRO) para reforzar el vínculo de dicha casa de estudios con la industria.

En la ocasión, de acuerdo con lo informado desde Mevea Chile mediante un comunicado de prensa, el miembro fundador de la organización expuso sobre las “Prácticas implementadas por la industria del salmón para disminuir el uso de antimicrobianos”.

La actividad realizada el reciente viernes 24 de julio, que fue la sexta de este ciclo, reunió en un aula virtual a más de cien personas, que conocieron de primera mano lo que está haciendo el gremio por disminuir el uso de antibióticos.

En su exposición, Heisinger destacó la importancia de la industria del salmón para la alimentación de la población mundial, ante la baja sostenida de tierra cultivable para la producción de otras proteínas; poniendo en valor lo sustentable que es el salmón como producto.

Uso de antibióticos

El especialista se preguntó ¿por qué se usan antibióticos en la industria?

“Primero, porque los Médicos Veterinarios tienen la obligación y el deber de velar por el bienestar y la salud animal, como lo advierte la FAO, pero también por el impacto productivo y económico que genera la mortandad, la pérdida de calidad en el producto final, o cómo se ven afectados los parámetros productivos o los factores de conversión, entre otros aspectos”.

“Partiendo de la base que el salmón es una especie introducida, la variación de la temperatura en nuestras aguas respecto del hábitat natural de los salmones, explica la aparición de enfermedades tales como el SRS, que se conoció por vez primera en 1989, siendo reconocida oficialmente en 1992 como una enfermedad bacteriana, y como tal, susceptible de ser controlada con el uso de antibióticos. Desde ahí hasta ahora, han surgido otras enfermedades bacterianas, incluyendo algunas difíciles de controlar”, detalló.

Del 2000 en adelante, explicó Heisinger, surge una mayor especialización en salud, mejorando de paso la capacidad de diagnóstico: “Así surgen varias iniciativas para el control del uso de antibióticos, siendo la más importante la de One Health, liderada por la OIE, la OMS y la FAO, cuyo objetivo es lograr una disminución en la resistencia a los antimicrobianos, mediante el uso responsable de antibióticos, tanto en la salud humana como en la salud animal”.

A la fecha, se ha avanzado bastante a este respecto, según lo puede confirmar Sernapesca, que emite informes periódicos, enfatizó el representante de Mevea Chile.

Medidas preventivas

El Médico Veterinario Alejandro Heisinger destacó diversas medidas preventivas que se están aplicando en los centros de cultivo para controlar el impacto de los brotes de SRS y otras enfermedades.

  • Elevar los estándares de bioseguridad en general con adecuadas medidas de desinfección y de descanso sanitario en los centros de cultivo.
  • Tratamiento temprano, mediante la mantención de stock de alimentos medicados prefabricados.
  • Monitoreo permanente de la sensibilidad a los antimicrobianos más utilizados.
  • Tratamiento jaula a jaula, cuando las condiciones del brote lo permiten.

“Ahora, todas estas medidas, agrega, han permitido lograr una serie de certificaciones en la cadena productiva y en el producto terminado, acorde a las altas exigencias de los mercados donde está presente el salmón chileno”, expresó.