Saltar al contenido principal
Foto: Archivo Salmonexpert.
Foto: Archivo Salmonexpert.

Noruega: La compañía se comprometió a tomar todos sus créditos bajo exigencias de invertir importantes recursos financieros en una acuicultura ambientalmente sostenible.

Ya es tendencia en la salmonicultura la toma de créditos bajo compromisos de sustentabilidad, más allá de los llamados covenant financieros, que exigen mantener en niveles adecuados índices como el Ebitda. Sin embargo, el grupo Mowi ahora se transformó en la primera empresa de la industria en planificar financiamiento 100% verde, según su presentación en el Día de Mercado de Capitales. 

En ese sentido, la compañía dio a conocer que tiene un total de financiamiento comprometido que llega a 1.956 millones de euros (US$2.293 millones), donde aproximadamente 475 millones de euros (US$556,6 millones) son en efectivo, y afirmó que podrá cumplir sin problemas el convenio que adquirió con sus acreedores DNB, Nordea, ABN Amor, Rabobank, Danske Bank y SEB. 

De este modo, entre los compromisos adquiridos por la salmonicultora más grande del mundo, está llegar a un financiamiento 100% verde hacia el 2026, desde el 10% actual. Para 2022, en todo caso, el crecimiento de estas líneas de crédito bajo exigencias de sustentabilidad será fuerte ante lo que existe hoy: alcanzará hasta el 80% del total. 

Bono verde

Frente a este anuncio, el vicepresidente senior de DNB Bank, Dag Sletmo, señaló a Salmonexpert que “es reconfortante para los banqueros ver a Mowi apuntando al financiamiento 100% verde en su Capital Markets Day. El cultivo de salmón y la acuicultura son parte de la solución al desafío de alimentar a una población en crecimiento en un planeta que ya está estresado en términos de clima y biodiversidad y, por lo tanto, muy adecuado para los créditos sustentables”. 

La empresa fue pionera en este aspecto, emitiendo con éxito el primer bono verde la industria del salmón en enero de 2020, donde, de acuerdo con la compañía, se observó una alta demanda por parte de los inversores, dado que entendieron la importancia de una estrategia de sostenibilidad firme para una rentabilidad positiva.

El anterior, es un bono verde senior no garantizado de 200 millones de euros (US$234 millones), con un plazo de vencimiento de cinco años, y un cupón Euribor de 1,60% por ejercicio, incluido en la lista de la Bolsa de Valores de Oslo y admitido en la Euronext ESG. 

Considerando las condiciones de esta emisión de bono verde de Mowi, se encuentran exigencias tales como invertir recursos financieros obtenidos para una acuicultura ambientalmente sostenible, eficiencia energética, gestión de agua en general y de residuos, productos ecoeficientes y adaptados a la economía circular, y en nuevas tecnologías para una actividad sustentable.

Lea también: