Skip to main content
En 2018, el grupo logró una supervivencia mensual promedio de su biomasa en mar de 98,7%. Foto: Archivo Salmonexpert.
En 2018, el grupo logró una supervivencia mensual promedio de su biomasa en mar de 98,7%. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: Una reducción en el uso de antibióticos y el aumento de alternativas no farmacológicas para el control del SRS y piojo de mar, destacó la salmonicultora en su último reporte anual.

El pasado miércoles, Mowi (ex Marine Harvest) publicó su Reporte Integrado Anual en el que da a conocer los resultados finales de su operación durante el 2018.

Salud y bienestar animal

Uno de los tópicos destacados tuvo que ver con los resultados sanitarios de la empresa, enfocados en las mortalidades asociadas a agentes infecciosos, tratamientos no farmacológicos para el piojo de mar y la disminución en el uso de antibióticos.

En 2018, el grupo logró una supervivencia mensual promedio de su biomasa en mar de 98,7%. De las mortalidades, el 36% fueron debido a enfermedades infecciosas y el restante 64% atribuido a causas no infecciosas.

En el reporte se señala que estos números son el resultado de la implementación de buenas prácticas de manejo y altos estándares de bioseguridad. “Los altos estándares de salud y bienestar de los peces se logran mediante el cumplimiento de los planes de salud veterinarios, estándares reconocidos, trabajo con certificaciones y cumplimiento de las leyes y regulaciones locales de bienestar. Vacunamos el 100% de nuestros peces y enfatizamos en su cuidado para garantizar la calidad y la robustez de nuestros smolts”.

En cuanto a Chile, informaron que la implementación de medidas adicionales para el control del SRS, como la inmunización con una nueva vacuna, resultó en una reducción de las mortalidades y las pérdidas asociadas a la enfermedad del 82% y 83% respectivamente en comparación con el 2015.

Por otro lado, las pérdidas asociadas a la inflamación del músculo esquelético y cardiaco (HSMI), la enfermedad amebianas de las branquias (AGD), los tratamientos para el piojo de mar y las infecciones de las branquias se redujeron en un 59%, 33%, 41% y 47%, respectivamente, en 2018 en comparación con 2017.

Piojo de mar

Sobre los resultados en torno al piojo de mar dentro de Mowi global, destacan el uso de alternativas no farmacológicas como peces limpiadores, faldones y luces profundas, además de buenas prácticas de manejo.

En 2018, un 62% promedio (rango 24-92%) de los tratamientos correspondieron a no farmacoóligos, porcentaje mayor al evidenciado el 2017 (55%).

Porcentaje de uso de alternativas farmacológicas y no farmacológicas a nivel global de Mowi. Fuente: Reporte Integrado Anual de Mowi.
Porcentaje de uso de alternativas farmacológicas y no farmacológicas a nivel global de Mowi. Fuente: Reporte Integrado Anual de Mowi.

En Chile, “varios factores, incluidos los desafíos ambientales, el acceso limitado a los sistemas de tratamiento no farmacológicos y la alta carga de piojos, dificultaron la aplicación total de nuestra estrategia contra los piojos. Si bien observamos una disminución satisfactoria en las pérdidas asociadas con los tratamientos de piojos de mar, continuamos fortaleciendo nuestros esfuerzos para desarrollar más enfoques integrados y sistemas de tratamiento no farmacológicos en nuestras operaciones”, reporta Mowi en el informe.

Uso de fármacos

Otro punto que destaca el reporte anual es la disminución del uso de fármacos en general, ya sea antibióticos o antiparasitarios.

Para Mowi global, desde el 2017 al 2018, el uso total de fármacos y sustancias activas totales (g/t biomasa producida) se redujo en un 18% (77% de 2016 a 2018), debido al éxito de la estrategia implementada por la empresa para combatir el piojo de mar y al aumento de la utilización de tratamientos no farmacológicos.

Luego, para el caso de los antibióticos, el uso disminuyó de 62 g (g principio activo/t biomasa producida) en 2017 a 40 g en 2018.

El informe destaca que no utilizaron antibióticos para las operaciones en las Islas Feroe y que se lograron reducciones significativas en Escocia y mayoritariamente en nuestro país.

“La reducción del uso de antibióticos en nuestras operaciones seguirá siendo una prioridad importante. Se espera que varias iniciativas I+D importantes y mejores prácticas, junto con un mayor enfoque en la vacunación contra SRS en Chile y las heridas en Canadá, reduzcan el riesgo biológico y contribuyan a una mayor disminución del uso de antibióticos”, plantea el informe.

Lea también: