Saltar al contenido principal

Municipalidad de Puerto Natales corta aportes de empresas salmonicultoras

La municipalidad y una organización ciudadana acordaron trabajar sobre el uso del borde costero. Foto: Municipalidad de Natales.
La municipalidad y una organización ciudadana acordaron trabajar sobre el uso del borde costero. Foto: Municipalidad de Natales.

Chile: La autoridad comunal se amparó en el dictamen de Contraloría que establece que no pueden recibir donaciones de particulares que tengan interés en la evaluación de impacto ambiental.

Varios hechos han puesto en evidencia la crítica mirada que tienen en la Municipalidad de Puerto Natales sobre el desarrollo de la industria salmonicultora en esa comuna, donde están en pleno desarrollo varias inversiones con perspectivas de generación de empleo.

El más reciente fue la reunión donde la alcaldesa Antonieta Oyarzo expresó a los representantes de Australis Seafoods sus reparos por la moderna planta de procesamiento de salmones que esa empresa construyó en el sector de Dumestre, muy cerca de la ciudad, y que estaría próxima a iniciar sus operaciones.

Se suma a eso un debate en la comuna a propósito de los aportes económicos que algunas empresas hacían a la municipalidad en anteriores administraciones para financiar actividades deportivas destinadas a los niños y jóvenes.

La actual administración cortó esos aportes de origen privado asumiendo con costo municipal el financiamiento de las actividades deportivas.

Pero no fue una decisión arbitraria de la autoridad comunal, que se amparó en el dictamen 7.213 del año 2020 que emitió la Contraloría General de la República y que, en resumen, establece que los gobiernos regionales y las municipalidades no pueden recibir donaciones de particulares que tengan interés en la evaluación de impacto ambiental de proyectos o actividades en las que les corresponda intervenir.

Precisamente, la municipalidad debe informar al Servicio de Evaluación Ambiental cada vez que se tramita el permiso para algún proyecto de la industria salmonicultora en la comuna y el dictamen busca evitar que se vea afectada la imparcialidad en el cumplimiento de la función consultiva que corresponde a los municipios en un procedimiento de evaluación de impacto ambiental.

Por otro lado, en marzo la municipalidad aplicó un plan de fiscalización a varias bodegas cercanas al radio urbano, en el sector de Huerto Familiares, donde se almacenan alimentos e insumos para la industria luego que vecinos denunciaron malos olores y daño a los caminos por el tránsito de camiones pesados. En su momento se informó desde el municipio que varias de esas instalaciones no tenían los permisos respectivos para funcionar como sitios de acopio o bien carecían de patente comercial.

En declaraciones recientes, la alcaldesa Oyarzo describió los principales conflictos ambientales de la comuna y mencionó precisamente las bodegas que operaban sin autorización y la puesta en marcha de la planta de procesamiento de salmones de Dumestre.

Lo anterior lo dijo después de reunirse con representantes de la Agrupación Ciudadana Última Esperanza,  con la que acordaron trabajar en conjunto en plan de ordenamiento territorial y del borde costero de la comuna.

Lea también: