Saltar al contenido principal
Dra. Andrea Rivas, USS. Foto: Alvaro Mociño.
Dra. Andrea Rivas, USS. Foto: Alvaro Mociño.

Chile: La vacuna fue desarrollada el 2015 y actualmente se encuentra en solicitud de patente.

La Anemia Infecciosa del Salmón (ISA) es una enfermedad sistémica causada por un Ortomixovirus, que tiene un impacto económico significativo en la producción de salmón Atlántico (Salmo salar). Su agente etiológico es un virus ARN perteneciente a la familia Ortomyxoviridae, y se le conoce como virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv).

La búsqueda y desarrollo de medidas efectivas de inyectables, ha sido una de las principales estrategias utilizadas para evitar las pérdidas causadas por la enfermedad.

Actualmente, existen varias vacunas inyectables contra ISA disponibles en el comercio, sin embargo, solo la empresa Centrovet posee la presentación para administración oral.

Andrea Rivas, académica de la carrera de Bioquímica de la Facultad de Ciencia de la Universidad San Sebastián, participó en el proceso de desarrollo de una nueva vacuna contra el virus ISA, que, además de administrarse en forma oral, contiene adyuvantes o moléculas que son específicas para peces, lo que aumenta su efectividad y no daña a los salmones.

En entrevista con Salmonexpert, la investigadora explicó detalles de la formulación de la vacuna y sus ventajas.

Lea también: USS trabaja en vacunas y nuevos métodos para combatir enfermedades del salmón

¿Cuándo comenzó el desarrollo de la vacuna?

La idea partió el año 2012 cuando todavía estaba el boom y repercusiones del virus ISA. Si tú lo piensas, ya casi no hay mortalidades por el virus debido a la efectividad de las vacunas existentes y porque el serotipo que está presente no es patógeno. Por los mismo, surgió la idea de desarrollar una vacuna que fuera eficaz, es decir, que sea específica contra el patógeno y que tuviera adyuvantes específicos para los peces.

¿De qué está compuesta esta vacuna?

De una virina (virus muerto) que está encapsulado en nanopartículas de un polímero de quitosán que es un derivado de la quitina, proveniente del caparazón de crustáceos por lo que es inocua para el pez. Algunos estudios reportan que ésta también sirve como inmunoestimulante. Como adyuvante, utilizamos material genético (ADN) que codifica para una proteína de un alphavirus (otro virus que afecta salmones) que se sabía que eran inmunoestimulantes para el salmón. Entonces lo que hicimos fue nanoencapsular ambos componentes y mezclarlos con el alimento, lo que funcionó muy bien.

Lea también: Vacuna oral encapsulada para virus ISAv

¿Cuáles son las ventajas de esta vacuna?

Actualmente, existen muy pocas vacunas que se administran por vía oral (6). Al ser inyectable te aseguras de administrar la dosis correcta por pez, pero a su vez, se produce un daño y estrés en el animal, dejándolos susceptibles a otras enfermedades infecciosas, debido al proceso mismo de inyección y de la manipulación asociada, además de las repercusiones que se manifiestan en el filete en el punto de inyección. Entonces, todo esto se evita con la administración oral. También nos dimos cuenta de que al parecer se mejora la palatabilidad o consumo del alimento.

Lea también: Innovacón biotecnológica: investigador desarrolla dos nuevas vacunas para ISA

¿Contra qué cepa protege?

Contra la cepa patógena HPR7b que obtuvimos desde un brote en esa época. Sin embargo, yo creo que el foco principal de nuestra investigación es su homologación hacia otros patógenos como el IPNv en el cual ya estamos trabajando para conocer su ciclo replicativo dentro de la célula. Porque como sabemos, actualmente el ISAv esta controlado. Sin duda no hay que dejar de lado la posibilidad de que la cepa HPR0 (no patógena) mute y se vuelva patogénica.

¿Qué tipo de inmunidad estimula?

Eso fue super interesante de esta vacuna también. Al parecer, la respuesta inmune en peces es distinta a la de mamíferos, ya que en peces es mas importante la respuesta inmune innata, que vendría siendo una inflamación inespecífica. Lo que vimos con esta vacuna fue que no observamos una estimulación y producción de anticuerpos, a pesar de que la vacuna protegió, pero que si hubo una respuesta inmune innata antiviral muy alta pero regulada.

¿Cuáles serían las diferencias, con respecto a las vacunas orales contra ISAv ya existentes?

Ambas vacunas son nanopartículas basadas en distintos polímeros, pero nuestra vacuna incorpora este adyuvante específico para peces, esto puede aumentar la protección contra ISAV. Además, el periodo de inmunización fue corto, solo siete días.

La Dra. Rivas comenzó su investigación en la Usach para luego continuar en la Universidad San Sebastián. El proceso de desarrollo de la vacuna culminó en el 2015 y actualmente está en solicitud de patente.