Saltar al contenido principal

Naviera Altamar acelera automatización en tratamientos para la salmonicultura

Embarcación Corcovado II. Foto: Naviera Altamar.
Embarcación Corcovado II. Foto: Naviera Altamar.

Chile: La empresa está implementando el sistema Hydrolicer en uno de sus barcos, para combatir el Caligus, que incluirá una sala de control donde sólo una persona supervisará todo el proceso.

Patricio Bram fundó Naviera Altamar en el año 2000, buscando satisfacer la demanda de servicios marítimos en la zona sur, específicamente en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, con foco principal en la industria acuícola y pesquera.

Hoy cuenta con una flota de 10 naves, que se dividen en barcos, barcazas y remolcadores, las cuales son metálicas y están equipadas con brazos hidráulicos y winches para maniobras y movimiento de cargas. En entrevista con Salmonexpert, Bram detalla que cada embarcación tiene “personal idóneo para desarrollar los servicios requeridos por la industria y permisos de la Autoridad Marítima”. 

Yendo un paso más allá en sus operaciones, Naviera Altamar concretó un importante acuerdo con el Centro de Bioingeniería y Bioproceso Aplicada, con el fin de realizar, de la forma más profesional y objetiva posible, las pruebas del sistema Hydrolicer en el buque que está adaptando para realizar ese tipo de tratamiento contra el Caligus, de acuerdo con el gerente general de la compañía.

¿Por qué les interesó implementar Hydrolicer en una de sus naves, creen que tecnologías como ésta ayudarán a controlar el Caligus?
Hace mucho tiempo que estamos estudiando y analizando los distintos tratamientos contra el Caligus y las tendencias mundiales, existe conocimiento en la industria que los tratamientos farmacológicos van en retirada, es por eso que comenzamos a evaluar opciones no farmacológicas disponibles en el mundo. Analizamos varias alternativas probadas y no probadas en Chile, y consideramos que Hydrolicer tiene varias ventajas, adicionalmente a que no es farmacológica.

Entre las ventajas están: el tratamiento dura aproximadamente 30 segundos, por lo que evita un alto nivel de estrés y posterior presencia de enfermedades; es un sistema de vibración y no de alta presión, por lo que evita daños en aletas, branquias, descamación. Ambos conceptos apuntan a un adecuado bienestar animal. Adicionalmente, es un tratamiento con muy buenos indicadores de eficacia, mortalidad, alimentación posterior al tratamiento. No tenemos ninguna duda, y así nos confirman los expertos, que el éxito que han tenido países como Noruega y Escocia con el uso de esta tecnología, será replicado y mejorado en Chile.

Patricio Bram, gerente general de Naviera Altamar.
Patricio Bram, gerente general de Naviera Altamar.

¿Qué nuevos servicios evalúan prestar para la salmonicultura chilena? 
Continuaremos presentando los servicios que Naviera Altamar entrega: transporte, buceo y venta de combustible. Estamos incorporando una nueva línea de negocios con nuestro barco para realizar tratamientos contra el Caligus. Adicional a lo anterior, estamos evaluando nuevas embarcaciones para instalarles plantas de tratamiento de Caligus, ello con el objetivo de continuar robusteciendo nuestra nueva línea de trabajo.

¿Cómo les ha afectado la escasez de personal en la marina mercante, de qué manera lo están resolviendo?
Ha sido un problema importante, no necesariamente es un tema de remuneración, sino que es un tema de personas disponibles para los cargos vacantes. La forma en que lo estamos resolviendo es planificar con mayor antelación nuestros procesos de búsqueda, además de una adecuada definición del perfil que requerimos, ya que tenemos menos espacio para equivocarnos, y por ende, tenemos que hacerlo bien.

¿De qué manera debe resolverse a nivel país la escasez de dotaciones marítimas?
Estamos implementado dos líneas de trabajo dada esta realidad, la primera tiene que ver con generar incentivos monetarios y no monetarios para atraer al talento y la segunda línea de trabajo se basa en la automatización de procesos, un ejemplo muy concreto que implementamos, es nuestra sala de control en nuestro nuevo barco que realizará el tratamiento contra el Caligus. 

Esta sala de control está equipada de pantallas que permiten que sólo una persona supervise el proceso completo, además está conectada a internet satelital lo que permite recibir asistencia remota en el momento. Adicionalmente, estamos evaluando integrar exmarinos a las naves chilenas para suplir la carencia de personal.

Lea también: