Skip to main content

Nova Austral acusa que Aquachile busca monopolio de ovas de salmón

Imagen referencial de ovas.
Imagen referencial de ovas.

Chile: El gerente general de la empresa denunciante, Nicos Nicolaides, afirma a Salmonexpert que Aquachile debe marginarse de la discusión normativa de centros de reproductores en mar, por tener un “evidente” conflicto de intereses.

La empresa Nova Austral acusó al grupo Aquachile -liderado por Víctor Hugo Puchi- de buscar quedarse con el monopolio de las ovas de centros reproductores de salmón criado en el mar. Esto, mediante el impulso de modificaciones normativas de cara a la autoridad sectorial que permitirían, en la práctica, la eliminación de actuales competidores en este mercado como Aquagen.

Antecedentes del caso

El gerente general de Nova Austral, Nicos Nicolaides, comenta a Salmonexpert que, para entender este tema, hay que retroceder en el tiempo primero. “Hace algunos años la mayoría de las empresas con centros reproductores los llevó a tierra, pero curiosa e inesperadamente, además de representar altas inversiones, productivamente han sido muy complicados. ¿Qué pasó? En la naturaleza los salmones crecen y maduran en el mar y no en agua dulce, lo que significó que la generación de ovas se redujo muchísimo, y lo más grave es que la calidad de las mismas también”.

Lea también: "Reproductores de programas genéticos podrían llegar al mar"

Con lo que nadie contaba, según el ejecutivo, “es que los reproductores en caras y sofisticadas instalaciones en tierra se contagiaran de absolutamente todas las enfermedades que afectan a los salmones en agua dulce, y lo más grave es que también se infectaron de males que normalmente se ven en el mar. En efecto, ¡tenemos demasiados casos de pisciculturas de este tipo con virus ISA!”.

Nicos Nicolaides, gerente general de Nova Austral. Foto: Asociación de Salmonicultores de Magallanes.
Nicos Nicolaides, gerente general de Nova Austral. Foto: Asociación de Salmonicultores de Magallanes.

¿Y que pasó con los dos centros de reproductores que siguieron todos estos años en el mar? De acuerdo a Nicolaides, no han tenido problemas, “produciendo excelentes ovas de salmón. Aquagen, que es definitivamente la empresa independiente del sector (que no tiene propiedad relacionada con empresas de engorda), cría de esta manera y posee por lejos el mayor avance en selección genética. Genera los mejores peces de la industria, y de hecho proveen a Nova Austral, que es la base de nuestro programa de cultivo sin usar antibióticos”.

La industria salmonicultora chilena y la autoridad, al ver que irse a tierra con los reproductores había resultado una mala idea que no cumplió con la expectativa de cuidar el patrimonio biológico y paralelamente notar que al tener los centros en el mar, con las condiciones actuales de 4,5 kilómetros de distancia a los sitios de cultivo intensivo, sí se mantenía el mejor escenario para el desarrollo de verdaderos programas de selección genética, decidió corregir su idea inicial, haciendo permanente la regla transitoria que está vigente, detalla el gerente general de Nova Austral.

“Esto es en el fondo, asumir que toda la superficie de las Áreas Aptas para la Acuicultura está llena de concesiones otorgadas para la engorda y por lo tanto la posibilidad de tener un barrio exclusivamente para reproductores no es más que una utopía, pero además pierde sentido ante la realidad exitosa que exhiben las empresas Aquagen y Salmones Magallanes”, expresa Nicolaides.

“¡Pero nadie esperaba ni sospechaba lo que tramaba otro actor de la industria!  Empresas Aquachile tiene el 100% de un barrio que se encuentra lejos de todo y lo usa normalmente para cultivo intensivo, por lo que podría cumplir con la distancia de 13 kilómetros definida antiguamente. Es decir, si se mantiene la norma anterior, serían privilegiados y ¡podrían constituir el monopolio de las ovas de reproductores criados en mar! De una sola plumada borrarían del mapa a su competidor, quien es el mejor productor independiente de ovas. Poseen buenos profesionales tratando de buscar argumentos ‘técnicos’ para lograr controlar este mercado. Dado el evidente conflicto de intereses, pienso que deben marginarse de la discusión”, alerta el ejecutivo.

Es importante que la autoridad siga adelante con este ajuste, ya que de esa forma podrían abrirse nuevos centros de reproductores, probablemente de otras empresas. La relevancia de esto, apunta el gerente general de Nova Austral, “es que se ha demostrado que es una excelente alternativa, pero además permitirá aumentar la competencia entre casas genéticas para avanzar en mejores desarrollos y cepas más resistentes a las enfermedades que aquejan a los salmones en el mar”.

“Como dato anecdótico, en Noruega entienden que esto es interés general de toda la industria y no de uno u otro particular, por lo que se fomenta la creación de centros de reproductores mediante la exención de pagos de patentes (allá son muy caras). En Chile, esta flexibilización permitirá que existan más y mejores operaciones de este tipo, los que como se indicara, son las que aportan la semilla de este negocio”, opina Nicolaides.