Saltar al contenido principal

Advierten que plásticos marinos podrían ser vectores de patógenos acuícolas

Algunas de las muestras de plásticos analizadas en el estudio. Foto: Radisic y col., 2020.
Algunas de las muestras de plásticos analizadas en el estudio. Foto: Radisic y col., 2020.

Noruega: Científicos noruegos descubrieron que los plásticos podrían ser vectores de Aeromonona salmonicida y genes de resistencia a los antibióticos, siendo un riesgo para los salmónidos.

El plástico proporciona una superficie hidrofóbica para la unión de microrganismos, por lo que podría actuar como vector para el transporte de patógenos acuícolas.

Esta colonización de los plásticos por bacterias también puede facilitar la transferencia horizontal de genes de resistencia a antibióticos (ARG), debido a la formación de biopelículas.

Aunque esto se ha estudiado, todavía existe una falta de conocimiento sobre los microorganismos asociados al plástico que se encuentra en el medio marino y cómo éstos podrían afectar la salud de los peces y a su vez, la salud humana.

O al menos así lo plantean científicos noruegos en una nueva investigación publicada, donde intentaron investigar y caracterizar la presencia de patógenos para los peces y bacterias resistentes a los antibióticos en plásticos marinos recolectados en la costa oeste de Noruega.

Para ello, recolectaron diferentes tipos de plasticos en las playas de Øygarden, con tamaños desde 1 a 15 centímetros, y luego aislaron las bacterias presentes en la superficie para aislar y secuenciar su genoma completo en búsqueda de su potencial patogénico y ARG.

“Los polímeros plásticos marinos identificados como polietileno, copolímero de polietileno/etileno acetato de vinilo y polipropileno, produjeron un total de 37 aislados bacterianos dominados por Pseudomonas spp. (70%)”, señalaron los expertos.

Sin embargo, también identificaron cuatro aislados pertenecientes a Aeromonas spp. De éstos, tres aislados de A. salmonicida presentaron el potencial de ser virulentos portando factores de virulencia implicados en los sistemas de adherencia, sistemas de secreción tipo II y tipo VI, así como toxinas entre las cuales se destacaron aerA/act, ahh1, ast, hlyA, rtxA y toxA.

En cuanto a los ARG, expusieron que “A. salmonicida y Acinetobacter beijerinckii portaban nuevas variantes de genes de resistencia a antibióticos (ARG), como β-lactamasas y cloranfenicol acetiltransferasa (catB), mientras que Morganella morganii portaba varios ARG clínicamente relevantes”.

Como conclusión, los investigadores indicaron que el estudio “refuerza la noción de que los desechos plásticos pueden servir como vectores para el transporte de patógenos de peces y otros patógenos humanos oportunistas en el medio marino. Los plásticos marinos colonizados por patógenos de peces potencialmente virulentos pueden afectar la acuicultura. Por lo tanto, se necesitan estudios de seguimiento en profundidad para comprender mejor el papel del plástico en la propagación de patógenos resistentes a los antibióticos en el medio marino”.

Lea el artículo completo titulado “Marine Plastics from Norwegian West Coast Carry Potentially Virulent Fish Pathogens and Opportunistic Human Pathogens Harboring New Variants of Antibiotic Resistance Genes” aquí.

Lea también: