Saltar al contenido principal

Proteína de insectos y levaduras podrían mejorar la riqueza bacteriana intestinal

La suplementación con proteínas de insectos y levaduras en la dieta no afectó los parámetros productivos evaluados en el estudio. Imagen: Dennis Kress, Mogana Murtey y Patchamuthu Ramasamy.
La suplementación con proteínas de insectos y levaduras en la dieta no afectó los parámetros productivos evaluados en el estudio. Imagen: Dennis Kress, Mogana Murtey y Patchamuthu Ramasamy.

Francia: Un estudio realizado con truchas arcoíris demostró que dietas con fuentes proteicas de Saccharomyces cerevisiae y larvas de Hermetia illucen mejorarían riqueza de la microbiota intestinal sin alterar la susceptibilidad a la infección por F. psychrophilum.

Aunque diferentes proteínas de origen vegetal podrían reemplazar a las proteínas de la harina de pescado, el uso de alguna de ellas está asociado con efectos adversos o falta información para su escalamiento comercial.

Un nuevo estudio realizado por científicos franceses, investigó cómo distintas dietas compuestas de proteínas vegetales suplementadas con proteínas de insectos, levaduras o subproductos animales, afectan la composición de la microbiota intestinal de la trucha arcoíris, el rendimiento de crecimiento y la resistencia a la infección por Flavobacterium psychrophilum.

La dieta dieta control (T0) estuvo compuesta de harina y aceite de pescado. Las otras tres dietas (Tv, F1 y F2) estaban compuestas por una mezcla de proteínas y aceites vegetales, más microalgas como fuente de DHA.

En la dieta F1, el 11% de las proteínas vegetales fueron reemplazadas por el 5,5% de proteína de levadura (Saccharomyces cerevisiae) y 5,5% de harina de larvas de insectos (Hermetia illucens). En la dieta F2, se llevó a cabo una sustitución adicional del 5,5% de proteínas vegetales por la misma cantidad de distintas proteínas de animales terrestres procesadas.

Microbiota intestinal

“Confirmamos que una dieta compuesta completamente de ingredientes vegetales (Tv) resultó en un crecimiento significativamente reducido en los peces. Por el contrario, demostramos que la suplementación de una dieta vegetal con proteínas de insectos y levaduras (dieta F1) restauró rendimientos de crecimiento similares a los obtenidos en peces alimentados con una dieta rica en harina de pescado (T0)”, describieron los expertos en sus resultados.

Curvas de supervivencia después de la infección experimental con F. psychrophilum. Los resultados corresponden al porcentaje de supervivencia durante los 28 días posteriores al desafío con el patógeno. Fuente: Pérez-Pascual y col. 2021.
Curvas de supervivencia después de la infección experimental con F. psychrophilum. Los resultados corresponden al porcentaje de supervivencia durante los 28 días posteriores al desafío con el patógeno. Fuente: Pérez-Pascual y col. 2021.

En cuanto a los cambios en la microbiota intestinal asociado a las distintas fuentes proteicas, los investigadores encontraron que los peces alimentados con las dietas experimentales F1 y F2 mostraron un aumento significativo en la abundancia de los phylum Firmicutes y Tenericutes y una disminución significativa de Proteobacteria, en comparación con el grupo de control comercial (T0).

Luego, al comparar los grupos F1 y F2 con las truchas alimentadas con la dieta vegetal Tv, detectaron un aumento del phylum Actinobacteria en los peces alimentados con proteínas de insecto y levaduras.

“Si bien no se observaron diferencias significativas en diversidad entre la microbiota intestinal de los peces alimentados con T0 y Tv, nuestros resultados mostraron que ambas dietas experimentales F1 y F2 aumentaron significativamente la riqueza bacteriana intestinal en comparación con las dietas de control Tv y T0”, explicaron los científicos.

Finalmente, al desafiar los mismos grupos de peces con el patógeno F. psychrophilum mediante inmersión, la formulaciones F1 y F2 no afectaron la susceptibilidad a la infección en comparación con la dieta control.

A la luz de estos resultados los investigadores concluyeron que “la suplementación con una mezcla de proteínas alternativas redujo los efectos adversos de la dieta a base de ingredientes vegetales sobre el rendimiento del crecimiento y aumentó la riqueza de la microbiota intestinal sin afectar la resistencia a F. psychrophilum. Estos resultados abren nuevas perspectivas para mejorar la eficiencia de los alimentos para peces sin harina de pescado y contribuir al desarrollo de una acuicultura más sostenible”.

Lea el estudio completo titulado “Sustainable plant-based diets promote rainbow trout gut microbiota richness and do not alter resistance to bacterial infection”, aquí.

Aumento de peso corporal (A), índice de conversión alimenticia (FCR) (B) e ingesta diaria de alimento (C) en los cuatro grupos experimentales. Fuente: Pérez-Pascual y col. 2021.
Aumento de peso corporal (A), índice de conversión alimenticia (FCR) (B) e ingesta diaria de alimento (C) en los cuatro grupos experimentales. Fuente: Pérez-Pascual y col. 2021.
Lea también: