Saltar al contenido principal
Foto: SIET Oficiales de Naves Especiales y Regionales.
Foto: SIET Oficiales de Naves Especiales y Regionales.

Chile: La iniciativa, que reformará la Ley de Navegación, quiere evitar accidentes donde naves de mayor calado, que prestan servicios a la salmonicultura, afectan a embarcaciones de pesca artesanal.

Un grupo de diputados presentó un proyecto que busca modificar la actual Ley de Navegación. Ello, dado que “lamentablemente, en el último tiempo hemos sido testigo de reiterados accidentes marítimos, en que embarcaciones de mayor calado o que prestan servicios en labores industriales, especialmente de la industria salmonicultora en el caso de los ocurridos en el sur de Chile, colisionan con naves de pesca artesanal, produciendo no sólo la obvia pérdida de las naves menores, sino, sobre todo, la pérdida irreparable de pescadores, dejando sumidos en el dolor y en la indefensión a sus familias y seres queridos”. 

“Nos preocupa que esta situación se vaya normalizando, porque no parece lógico, en la medida que aumentan las capacidades tecnológicas de las embarcaciones mayores, y también porque especialmente en diversas zonas caracterizadas como pesqueras, esta actividad debe convivir, además, con actividades industriales como la salmonicultura, lo que potencialmente aumenta las probabilidades que estos accidentes sigan ocurriendo, con la consiguiente pérdida de valiosas, experimentadas y jóvenes vidas de trabajadores de la pesca artesanal”, sostiene el proyecto de ley.

Entre los cambios que presenta el nuevo proyecto de ley, en el Artículo 29 se agrega, a continuación del actual punto final, que pasa a ser aparte, el siguiente inciso tercero nuevo: “En todo caso, y como norma básica de seguridad, se prohíbe la utilización en aguas nacionales del piloto automático, perteneciente al sistema de gobierno de la embarcación, que es una ayuda a la navegación, pero que en ningún caso reemplaza las obligaciones de los oficiales y la tripulación a bordo”. 

Opiniones 

Frente a esto, el Sindicato Interempresa de Trabajadores Oficiales de Naves Especiales y Regionales manifestó a los diputados que “la seguridad de la navegación y el cuidado de la vida humana en el mar, no pasa por la prohibición del uso de una de sus más importantes ayudas electrónicas en la navegación, contrario a eso pasa por reforzar las dotaciones dentro de las mismas regulaciones que pretender intervenir, reestudiar cómo disminuir la fatiga y aislamiento a la cual los hombres de mar de todo el mundo somos expuestos en esta actividad, razón por la cual tenemos en Chile y el mundo entero la más alta calificación de Trabajo Pesado”. 

“Dicho sea de paso, este tema ha sido evitado por largos años por las distintas administraciones y comisiones de Trabajo del Congreso, ejemplo de ello es que uno de sus más importantes convenios internacionales como es el Convenio 188 de la OIT, aún no es ratificado, el cual tiene directa relación con el tema ya que es trabajo decente a bordo de naves de pesca, algo que hace ya largo rato es absolutamente necesario, y del cual los Honorables no se han hecho cargo todavía”, indicaron desde el Sindicato Interempresa de Trabajadores Oficiales de Naves Especiales y Regionales.

Por su parte, el presidente de Armasur, Héctor Henríquez, apuntó a Salmonexpert que “lo primero es empatizar siempre con quienes están preocupados por minimizar accidentes, especialmente cuando ha habido pérdidas de vidas humanas. La diferencia está en la forma. Una buena práctica marinera considera que nunca el puente puede quedar sin miembros de la dotación. Lo normal es que esté el piloto de guardia y un marinero timonel. Los equipos de ayuda a la navegación son eso, de ayuda, tanto en el transporte aéreo, terrestre y marítimo”.

“La solución no va por prohibir, sino hacer uso adecuado de los equipos de ayuda a la navegación, entre éstos, el piloto automático. Existen zonas en muchos países del mundo donde la densidad de tráfico es mucho mayor y para evitar accidentes, todos, incluidas embarcaciones de la pesca artesanal, tienen equipos como el AIS que minimiza los riesgos. Debiéramos ver cómo se ayuda para que la pesca artesanal pueda ser dotada de este equipamiento”, de acuerdo con Henríquez.

Otro de los cambios importantes que se concretaría con este proyecto, radica en el Artículo 89 de la Ley de Navegación, donde se reemplazará la actual frase “El capitán será siempre responsable de la seguridad de la nave y de su dotación”, por la siguiente frase nueva: “El capitán será siempre responsable de la seguridad de la nave que dirige y su dotación, y solidariamente responsable de los perjuicios que sufran las personas que integren la tripulación de la nave afectada por su negligencia al mando”. 

Lea también: