Skip to main content

¿Qué implica el cultivo de cepas de alto rendimiento?

Patrick Dempster, gerente general de Aquagen. Foto: Salmonexpert.
Patrick Dempster, gerente general de Aquagen. Foto: Salmonexpert.

Chile: Al 2030, las cepas de alto rendimiento implicarían un reducción de entre 3-4 meses en el tiempo de cultivo del salmón, pero Patrick Dempster, gerente general de Aquagen, hizo algunas consideraciones al respecto.

El jueves pasado, la empresa de alimentos Cargill realizó en Valdivia la segunda versión del Fresh Water Summit (ver galería de fotos al final del texto), instancia que reunió a expertos para exponer sobre problemas de salud, nutrición e intoxicación por metales en la etapa de agua dulce.

"Con la genética podemos hacer grandes cosas, incluso cambiar la información de cómo construimos un ser vivo", comenzó exponiendo Patrick Dempster, gerente general de Aquagen en su charla “Desafíos para cepas de alto rendimiento en agua dulce”, la cual estuvo enfocada en las problemáticas que presentan los salmonicultores al momento de cultivar cepas de alto crecimiento.

La historia de las cepas de alto rendimiento comenzó en el 2016, cuando distintas empresas le pidieron a Aquagen peces que crecieran más rápido, de forma de evitar períodos de cultivo donde se vieran enfrentados a floraciones de algas nocivas.

Seleccionando poblaciones de machos y hembras de un grupo que crecieron más que el resto, de la progenie pudieron alcanzar valores de GF3 (Tasa Térmica de Crecimiento) promedios de 3,2 en hembras y 3,5 en machos.

“Eso implica que si proyectamos nuestros modelos de desarrollo, creemos que podemos movernos desde un GF3 de 2,7 hoy, hasta un GF3 de 3,6 en el 2030 y eso se traduce en 3-4 meses menos de cultivo”, aclaró el ejecutivo en base a los modelos llevados a cabo por la empresa.

Implicancias y consideraciones

Sin embargo, la genética no lo es todo. Dempster fue enfático al puntualizar que hay que entender cuáles son las causas por las que el potencial de crecimiento cambia, para entender el potencial del nuevo producto.

Así, ejemplificó que el mayor apetito, agresividad, madurez precoz, entre otros, son caracerísticas ligadas a estas cepas.

“Un estudio demostró que el mayor apetito ligado al consumo de alimento, resultó ser la principal razón que explicó el mayor crecimiento de salmones seleccionados genéticamente, incluso, el mayor apetito influye más que la eficiencia de conversión de alimento”, manifestó. En términos prácticos, el producto de mayor crecimiento va a expresar su potencial en la medida que se alimente como corresponde.

Otro punto en el que el experto hizo incapié fue la madurez temprana asociada a cepas de alto crecimiento.

“Otro estudio concluyó que la heredabilidad de la madurez fue entre un 14 y 35% y eso significa que entre un 65 y 86% de la variación observada en la madurez tiene relación con aspectos ambientales; es decir, hay componentes genéticos que influyen en la madurez, pero tambien en el ambiente”, recalcó.

Entre las causas ambientales, la historia de vida de los peces puede afectar de forma muy significativa el riesgo de madurez precoz en el otoño siguiente.

Por último, el gerente general de Aquagen indicó que se han identificado dos marcadores genéticos de madurez, uno que explica un 39% de la variación fenotípica y otro identificado por su grupo de trabajo, “donde el efecto conjunto de ambos marcadores permite reducir muy significativamente el riesgo de madurez temprana”, comentó.

Lea también: