Skip to main content

Restaurantes serían los primeros en ofrecer salmón genéticamente modificado

Los salmones de AquaBounty son los primeros animales modificados genéticamente aprobados para consumo humano en EE. UU. Foto: AquaBounty.
Los salmones de AquaBounty son los primeros animales modificados genéticamente aprobados para consumo humano en EE. UU. Foto: AquaBounty.

Estados Unidos: Aquabounty afirmó que su salmón transgénico puede aparecer por primera vez en lugares como restaurantes o cafeterías universitarias de EE.UU.

Dentro de un complejo de acuicultura de Indiana, miles de ovas de salmón modificadas genéticamente para crecer más rápido de lo normal, se están convirtiendo progresivamente en peces pequeños. Después de crecer hasta los 4,5 kilos en tanques interiores, serían servidos en restaurantes de EE.UU. a fines del próximo año.

Los salmones producidos por AquaBounty son los primeros animales modificados genéticamente aprobados para el consumo humano en EE.UU. Representan una forma en que las compañías están presionando para transformar especies como los salmones, incluso cuando los grupos de defensa de los consumidores exigen mayor precaución, según informa el sitio web saltoaldia.com

AquaBounty no ha vendido ningún salmón transgénico en EE. UU. todavía, pero dice que su producto puede aparecer por primera vez en lugares como restaurantes o cafeterías universitarias, que decidirán si les dicen a los comensales que los peces están genéticamente modificados o no. “Es su cliente, no el nuestro”, dijo Sylvia Wulf, CEO de AquaBounty.

Este mes, el Presidente de EE.UU, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva a las agencias federales para simplificar las regulaciones a plantas y animales genéticamente modificados. El movimiento se produce a medida que las compañías están recurriendo a una nueva tecnología de edición de genes, que facilita la manipulación del ADN de plantas y animales.

El reglamento de divulgación comenzará a implementarse el próximo año, pero el cumplimiento obligatorio se iniciará el 2022. Y, conforme a las reglas, las empresas pueden proporcionar las revelaciones a través de códigos que las personas escanean con sus teléfonos. La divulgación también indicaría que los productos tienen ingredientes de “bioingeniería”, que los grupos de defensa de los consumidores dicen que podrían ser confusos.

La CEO de AquaBounty observó que su salmón ya se había vendido en Canadá, donde no se requiere la divulgación. Ella indicó que la compañía cree en la transparencia, pero cuestionó por qué las personas querrían saber si los peces están modificados genéticamente. “Es idéntico al salmón Atlántico, con la excepción de un gen”, afirmó.

Lea también: