Saltar al contenido principal

Covid-19: Salmonchile anuncia baja en operaciones para resguardo de colaboradores

Desde el gremio aseguran que las plantas de proceso están operando de manera reducida. Imagen: Archivo Salmonexpert.
Desde el gremio aseguran que las plantas de proceso están operando de manera reducida. Imagen: Archivo Salmonexpert.

Chile: El gremio avanza en la coordinación para asegurar una operación mínima de la actividad salmonicultora, que permita cautelar la salud de los trabajadores ante la pandemia, además del aspecto sanitario y ambiental.

Ante las medidas implementadas por el Gobierno para frenar la expansión del Coronavirus, las empresas involucradas en la cadena de elaboración y suministro de alimentos deben compatibilizar sus tareas para garantizar su permanente disponibilidad para la población, estableciendo las mejores condiciones para el cuidado de la salud de sus colaboradores.

En conversación con Salmonexpert, Tomás Monge, director territorial de SalmonChile, expresa que el principal accionar del gremio está centrado en cuidar la salud de los trabajadores, para luego resguardar un nivel de operación mínimo que permita cautelar el activo sanitario y ambiental.

La organización está aportando con insumos para fortalecer la barrera sanitaria de Pargua y Chacao, y colaborando en las que están siendo establecidas en Dalcahue, Quellón y Hualaihué, además de contribuir en la desinfección de paraderos y terminales de buses en Castro y Ancud. 

La industria ha facilitado containers oficinas para la Seremi de Salud y diferentes actividades, una carpa para realizar chequeos médicos preventivos de las personas y cuadrillas de desinfección de vehículos que ingresen a la isla.

Tomás Monge, director territorial de Salmonchile.
Tomás Monge, director territorial de Salmonchile.

“Hemos estado en constante coordinación con las empresas, autoridades y agrupaciones de trabajadores de la industria salmonicultora y de servicios ligados a la misma, difundiendo las mejores prácticas y extremando todos los recursos, además de colaborar con la comunidad para fortalecer las barreras sanitarias”, dice Monge.

Hasta ahora, “lo más complejo ha sido la denegación del ingreso de camiones que retiran mortalidad y ensilaje. Toda esa paralización logística complica. Hemos visto un gran compromiso y colaboración de los trabajadores, quienes están aportando en esta cadena de operación”, establece. 

Además, comenta que están realizando acciones en Aysén, “donde la situación es desafiante, ya que han cerrado algunos aeródromos con un justo temor de las comunidades por la llegada de Coronavirus en medios de transporte”.

Alcaldías y operaciones

Durante la jornada de ayer, la Contraloría General de la República emitió un oficio para referirse a diversas denuncias vinculadas con medidas que habrían propuesto o adoptado diferentes alcaldes a propósito de la situación de emergencia sanitaria, algunas de las cuales implicarían el cierre de límites comunales. 

El órgano especificó que frente al Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe impuesto por el presidente Sebastián Piñera, es este último -además de  los jefes de la Defensa Nacional- quienes pueden adoptar decisiones que signifiquen afectar derechos fundamentales.

En línea con esto y con los llamados locales a extremar medidas de cierre, Monge dice que le han entregado protocolos de seguridad a los alcaldes sobre las medidas que se están tomando dentro de las plantas de proceso: “Hemos mantenido a los gremios y alcaldes permanentemente informados del actuar de SalmonChile”.

“No podemos cerrar. Trabajamos con seres vivos, tenemos que sacar mortalidad y operar de manera mínima. Las plantas de proceso están operando de manera reducida -entre un 30% a 40%- no se está trabajando en las noches y se han paralizado algunas cosechas”, dice.

Como sector agroalimentario, la salmonicultura está en una situación distinta a industrias relacionados con bienes que no trabajan con animales de consumo humano.

“Pasa lo mismo en la agricultura y lecherías, son actividades que conllevan importantes consecuencias si se paralizan. En el caso de la acuicultura, tratamos con peces vivos en un bien nacional de uso público, por lo que se debe ser cauto en el resguardo del activo sanitario y ambiental”, detalla el representante gremial.

Para Monge, pueden existir sectores que desconocen ciertas implicancias del cultivo de peces en el mar y los resguardos que hay que tener -con mayor razón si en Chiloé no hay vertederos autorizados- por lo que se debe considerar el traslado de residuos industriales a otras regiones, por ejemplo.

“Es complejo y debemos seguir tomando ciertos resguardos para operar de forma mínima”, asevera.

Lea también: