Skip to main content

Salmones de Chile y Salmones Aysén piden a Subpesca no restringir siembras

Chile: Salmonexpert accedió a las propuestas que ambas empresas presentaron a la Autoridad en el marco del proceso de modificaciones que se está aplicando al Reglamento de Densidades.

 

Este lunes 27 de agosto, las salmonicultoras presentaron sus planteamientos frente a la propuesta de Subpesca, referente a la creación de un nuevo nivel de bioseguridad deficiente, lo que corresponde a “Baja 4”, asociado a una disminución en la densidad de cultivo de un 75%.

Al igual que la modificación del puntaje considerado para el elemento productivo, en el sentido de asignar puntajes negativos cuando se proyecten crecimientos de siembras, diferenciando aquellos que aumenten hasta un 3% respecto de expansiones sobre el 3%, para no poner en riesgo el patrimonio sanitario y ambiental.

Y en la industria existen dos grupos principales, de cara al 3 de septiembre, fecha en que el Gobierno dará a conocer las modificaciones regulatorias: los que están en contra de la propuesta de Subpesca y los que están a favor de la misma. Respecto del primer bloque, Salmonexpert accedió a las propuestas de Salmones de Chile y de Salmones Aysén.

Salmones de Chile

En cuanto a Salmones de Chile, la carta firmada por su presidente, Francisco Javier Errázuriz Ovalle, manifiesta que la propuesta de Subpesca “hace imposible que nuevos partícipes puedan abrir un nuevo centro de cultivo, pues como éste no ha tenido anteriormente una historia de producción, debe sujetarse al Plan de Reducción de Siembras (PRS), lo que lo hace inviable económicamente. Esto se produce dado que por efectos del PRS, la densidad al abrir el nuevo centro caerá en la categoría ‘Baja 4’, lo que lo limita a sembrar como máximo 250.000 peces. Con ese nivel de siembra, la producción en ese nuevo centro y sus márgenes, dada la restricción de siembra anterior, le hacen imposible poder cubrir los costos fijos y de inversión”. 

La modificación al Reglamento de Densidades genera indirectamente un cuoteo de producción para la industria, basado en producciones pasadas. Al respecto, vale la pena destacar que quienes apoyan eeste cambio son los mismos que ya hace tiempo han tratado de coordinar, dentro de SalmonChile, un cuoteo del sector, basado en producciones pasadas, en contra de la actual legislación y reglamentos de la Fiscalía Nacional Económica (FNE)”. 

Salmones de Chile.

Para los afectados, asegura Salmones de Chile, ello sería inconstitucional y es “una expropiación encubierta de su derecho de propiedad sobre concesiones de acuicultura, sin indemnización alguna, y por factores circunstanciales y diferentes para propietarios de concesiones de acuicultura que tienen derechos de la misma naturaleza”.

De estimar el Gobierno que debe limitar la producción global de la industria por supuestos  riesgos sanitarios de la industria, “lo que no compartimos porque no existen razones sanitarias y/o  ambientales  que  lo  justifiquen,  esta  restricción  debe  ser  basada  en  proporción  a  los  derechos  legales  ya  otorgados  a  los  concesionarios  respecto  de  la superficie y ubicación de sus concesiones de acuicultura, por las cuales además anualmente pagamos patentes de acuicultura las que se calculan a prorrata de su superficie y no de la  producción histórica que tuvieron”, propone la compañía del grupo Errázuriz.    

Salmones Aysén

Por su parte, la carta firmada por el gerente general de Salmones Aysén, Pablo Cajtak, expresa que la industria en los últimos años ha incrementado la producción, “lo que a criterio de la Autoridad y como se ha visto en la realidad no ha significado un desmedro en parámetros sanitarios, ya que hemos experimentado una baja significativa en la mortalidad y en los consumos de antibióticos. Lo anterior de la mano de incentivos positivos, como por ejemplo fue la certificación de centros libres de antibióticos. Esto demuestra que alinear objetivos con incentivos positivos logra buenos resultados. Creemos que estos incentivos positivos deben repetirse en la legislación”. 

La propuesta, asimismo, “es inconsistente en su lógica numérica desde el punto de vista sustentable, en la solución que pretende dar frente a un alza mínima de siembra (Desarrollo): la tabla del elemento Productivo asigna -100 (puntaje negativo) a un crecimiento de tan solo 1 pez. Dada su ponderación del 35%, son -35 (menos 35) en el puntaje del elemento Productivo. El máximo que se logra en el 65% restante es 65 puntos teniendo la máxima valoración (100) tanto en el elemento sanitario como en el ambiental. Eso da un puntaje final de 30 puntos (65-35), es decir, inmediatamente Bioseguridad Baja 4. En Resumen, un Barrio que pretende crecer en un 1 pez se va a 4 Kg. /Mt3 por densidad o 17 Kg. /Mt3 por PRS pudiendo incluso crecer hasta un 3% si está en su segundo período de PRS”, de acuerdo con Cajtak.

La medida propuesta significaría un desincentivo a la inversión, donde para la empresa este desembolso ya se encuentra materializado parcialmente en US$ 18 millones y en plan de ejecución US$25 millones. Esto tendrá desastrosas consecuencias en la economía regional y nacional ya que no es la única compañía que se encuentra en esta situación. Estas medidas atentan contra el esperado desarrollo, generando desempleo en todos los eslabones de la cadena productiva”.

Salmones Aysén.

En base a lo anterior expuesto, la empresa solicita reconsiderar la medida de implementar una nueva categoría de Bioseguridad Baja 4, aún más, derogar el sistema de PRS, y en casos que por razones de sustentabilidad/sanitarias se amerite fijar un volumen de actividad por Barrio, establecer un mecanismo de asignación de peces a sembrar proporcional entre todos los miembros del mismo hayan o no producido en el período anterior, para no provocar un “cuoteo”.

Multiexport Foods

Tomando en cuenta el grupo de compañías a favor de la propuesta de Subpesca, entre ellas Multiexport Foods, el presidente ejecutivo de la primera empresa, José Ramón Gutiérrez, apunta que “estuvimos muchos años con eventos sanitarios bastante fuertes y hoy la industria está sana. No vemos ninguna razón para ponerla en riesgo, ni por un minuto. Al mismo tiempo, consideramos que el sistema regulatorio debe ofrecer la posibilidad de crecer sustentablemente, porque ha sido costoso financiera, social y políticamente estabilizar al mercado”.

Gutiérrez subraya que “Chile se merece una industria del salmón donde cada uno se sienta orgulloso de su producto y para llegar a eso, necesitamos conducirnos con precaución. Por lo tanto, cuando vemos crecimientos en las siembras con intenciones tan grandes como lo ocurrido en la Macrozona 2, principalmente en la región de Aysén, créanme que eso no es sustentable. Los desafíos tienen que ser de a poco, no con expansiones de más de 34% en un solo lugar”.

El Estado debe salir a modificar la norma, cumpliendo con su rol precautorio, asegurando la sustentabilidad y viabilidad sanitaria, ambiental y económica de la industria nacional. La regulación actual no funciona, cuando hay incentivos tan fuertes como los precios, que hacen que la gente use mecanismos legales para producir por sobre lo aconsejable. Respecto a eso es que apoyamos totalmente al Gobierno en su propuesta de Densidades.

Multiexport Foods.

Lo que sí, “también pedimos a Subpesca que se abra a analizar la modificación de la normativa para permitir el crecimiento a través de un mejoramiento del sistema PRS, sentándose para tal efecto a trabajar con la industria local, no cerrándose en algo muy restrictivo, para que no debamos discutir el asunto ‘a peñascazos’, ya que esa situación no le sirve a nadie”, ilustra el presidente ejecutivo de Multiexport Foods.

El ministro de Economía, José Ramón Valente, y el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, lideraron la última reunión con todos los máximos ejecutivos de la industria chilena del salmón.
El ministro de Economía, José Ramón Valente, y el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme, lideraron la última reunión con todos los máximos ejecutivos de la industria chilena del salmón.