Saltar al contenido principal
La localidad de Dypingen está ubicada en una zona de monitoreo para ISA. Captura de pantalla de Barentswatch.
La localidad de Dypingen está ubicada en una zona de monitoreo para ISA. Captura de pantalla de Barentswatch.

Noruega: El viento llevó la descarga de combustible a tierra, en un tramo de aproximadamente un kilómetro en las inmediaciones del sitio, por lo que los peces no se habrían visto mayormente afectados.

Aproximadamente 5.000 litros de diésel se filtraron desde una balsa de alimentación en la localidad de Dypingen en la provincia de Troms, en el norte de Noruega. La compañía Nordlaks es la propietaria del centro afectado.

“La administración costera noruega y el servicio de bomberos local fueron notificados del incidente, y este último ahora lidera la operación, que también involucra a nuestras tripulaciones. El viento ha llevado la descarga a tierra en un tramo de aproximadamente un kilómetro en las inmediaciones del centro. Ahora se está trabajando para recolectar la descarga con el uso de absorbentes”, dice el gerente de comunicaciones de Nordlaks, Lars Fredrik Martinussen, en un correo electrónico al medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no.

La situación, según lo expresado por Martinussen, “fue descubierta ayer (lunes), ahora estamos trabajando para descubrir qué pasó. Podemos ver que los peces no han sido afectados”.

“Es muy desafortunado que se haya derramado diésel de nuestra operación y que esto haya terminado en el mar. Además de limpiar, también estamos trabajando para encontrar la causa del derrame”, sostiene Martinussen.

Peces no se ven afectados

Hay peces en la localidad de Dypingen y en otras localidades de la zona. La dirección del viento ha sido tal que los peces en la instalación no se han visto afectados. El sitio de inmersión está electrificado y el diésel no se usa normalmente a bordo de la flota. “Todavía había un almacenaje a bordo para la operación de generadores de respaldo en caso de falla de energía y para uso a bordo de nuestros barcos en el área”, expresaron desde la compañía.

“Estamos en camino con los investigadores para hablar con los involucrados en Nordlaks. El servicio de bomberos está liderando el esfuerzo para lograrlo”, apunta el gerente de Operaciones de la empresa, Jørgen Ahlquist, en el distrito de Troms específicamente.

“Se dice que la mayor parte de la descarga fue a tierra”, escribe al respecto la policía noruega en Twitter.

Nordlaks señala en una actualización que el trabajo de colocación de absorbentes en la zona ecuatorial está en marcha, y se informa que el efecto es bueno. El área afectada a lo largo de la tierra tiene unos 800-1000 metros de ancho.

Lea también: