Skip to main content

Sernapesca denuncia ataque que busca amedrentar labor de fiscalización

Mediante su portal electrónico, Sernapesca informó que el edificio de su Dirección Regional de Biobío, ubicada en Talcahuano, fue rayado con consignas y amenazas, luego que durante el miércoles 14 de octubre, se registrara una protesta por parte de trabajadores de la empresa Bahía Coronel, encabezados por su gerente, y con apoyo de algunos dirigentes de armadores artesanales. Los manifestantes llegaron a la Dirección Regional en siete buses arrendados especialmente para este efecto y se mantuvieron apostados todo el día en el frontis de Sernapesca, reclamando por la que consideran "fiscalización intransigente" de este servicio.

El organismo también informó que desde la denuncia de la incautación de más de 7 mil 500 toneladas de harina de pescado sin acreditación de origen legal, encontradas en cinco bodegas vinculadas a la comercializadora Salmones Chile, y procesada por la pesquera Bahía Coronel, ha sido objeto de constantes hostigamientos y presiones por parte de diversos agentes y dirigentes vinculados a la pesca.

Junto con repudiar estos actos de presión que entorpecen la labor fiscalizadora, la directora regional de Sernapesca, Marta Araneda, aclaró que pesquera Bahía Coronel puede operar con normalidad, y no existe sobre ella ninguna prohibición ni restricción de funcionamiento. "Lo único que no se ha permitido, es la exportación de dos cargamentos de jurel y jibia que actualmente mantiene en bodega, y cuya documentación está incompleta por lo que no es posible determinar la trazabilidad de ese recurso, para garantizar que fue extraído legalmente, y por ende no podemos dar la autorización para su exportación", explicó Araneda.

Asimismo, la directora regional explicó que tanto el reciente rechazo de la visación de este cargamento, como la anterior incautación de las 7 mil toneladas de harina de pescado, son fruto del plan de fiscalización de pesquerías pelágicas que lleva adelante Sernapesca, y en el cual se controla y revisa la operación de todos los actores asociados a esta actividad, a lo largo de toda la cadena productiva, desde la extracción y desembarque, hasta la comercialización o exportación.

"Sernapesca tiene la misión mandatada por ley de hacer cumplir la normativa pesquera, y velar por la sustentabilidad de los recursos, de manera tal de hacer sostenible la actividad económica pesquera en Chile. Es por esto, que denunciamos públicamente que no permitiremos que ningún sector nos amedrente ni presione", aclaró Araneda.

Finalmente, la autoridad recordó que la misión de Sernapesca es velar por la sustentabilidad de los recursos pesqueros, de manera tal de hacer sostenible la actividad económica pesquera en Chile. "Nuestro compromiso como servicio público es hacia la ciudadanía, velando por el resguardo de recursos hidrobiológicos que hoy se encuentran en un estado crítico por su constante sobreexplotación".

Cabe recordar que en el caso del hallazgo de mercado negro de la harina de pescado denunciado recientemente, se estima que se habrían usado al menos, 40 mil toneladas de sardinas y anchovetas, por fuera de la cuota de pesca legalmente permitida para este año. Ambas compañías investigadas por producir harina de pescado sin acreditación de origen, son parte del Grupo Errázuriz.