Saltar al contenido principal

Sernapesca establecerá plan de vigilancia de susceptibilidad a antimicrobianos

La Autoridad anunció que en enero del 2021 se publicará la cuarta edición del Manual de Buenas Prácticas para el Uso de Antibióticos y Antiparasitarios. Imagen: Archivo Salmonexpert.
La Autoridad anunció que en enero del 2021 se publicará la cuarta edición del Manual de Buenas Prácticas para el Uso de Antibióticos y Antiparasitarios. Imagen: Archivo Salmonexpert.

Chile: Entre los objetivos de esta iniciativa, está obtener información sobre el estado de susceptibilidad de P. salmonis a los principales antimicrobianos utilizados en salmonicultura. 

Con más de un centenar de asistentes contó el seminario “Plan nacional para la prevención de la resistencia antimicrobiana aplicada a la industria del salmón”, impulsado por Sernapesca en línea con la semana mundial de concientización sobre el uso de los antibióticos.

Alicia Gallardo, directora de Sernapesca, abrió el encuentro digital destacando el avance a nivel país en la resistencia antimicrobiana: “Hoy, con mucho orgullo hemos podido avanzar en buenas prácticas y en uso prudente y responsable de antibióticos, en base a ciencia aplicada y el apoyo de investigadores de primer nivel para usar los fármacos de mejor manera”.

Para la Autoridad, la tendencia apunta hacia la disminución del uso de antimicrobianos. “En los últimos cinco años, hemos logrado disminuir en 40% su uso en acuicultura, esto da cuenta de una consolidación del sistema de gestión sanitaria”, estableció.  

PROA

En el encuentro, Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura de Sernapesca exhibió los esfuerzos realizados mediante el Plan Nacional contra la Resistencia a los Antimicrobianos, destacando los objetivos alcanzados en el Programa para la Optimización en el Uso de Antimicrobianos en la Salmonicutura (PROA/Salmón).

“Del 2016 al 2020, hay un total de 178 centros con la certificación libre de uso de antimicrobianos y 176 con la certificación de libres de antiparasitarios. El contexto covid-19 ha generado algunas complicaciones, en línea con las dificultades de visitas de médicos veterinarios a terreno, de inspecciones de Certificadores de la Condición Sanitaria (CCS) y muestreos de residuos de antibióticos, y evaluaciones de Concentración Mínima Inhibitoria (CMI)”, expresó Lara.

Para la Autoridad, la certificación también genera incentivos. En este contexto, expuso medidas “extranorma” adoptadas por centros de cultivo inscritos en el PROA-Salmón: “En el área preventiva, se relacionan con vacunación contra SRS y empleo de alternativas para fortalecer el sistema inmune”.

Mientras que desde el punto de vista de la detección oportuna, “se aprecia una vigilancia quincenal para SRS en base a análisis de laboratorios y aumento en frecuencia de vigilancia de Renibacteriosis en Magallanes, además del aumento de frecuencia de visitas de médicos veterinarios”.

En tanto, en el área de tratamiento temprano y eficaz, se detectan evaluaciones de CMI, uso de criterios de tratamiento temprano, disposición de stock de alimento medicado y disposición de información de pureza de premezcla y establecimiento de límites de homogeneidad y diferencias de concentración en alimento medicado.

Marcela Lara enfatizó en la relevancia del establecimiento de la obligatoriedad de prescripción veterinaria para el uso de antibióticos, ya que la información emanada de este documento permite al Estado realizar una adecuada trazabilidad de una terapia antimicrobiana.
Marcela Lara enfatizó en la relevancia del establecimiento de la obligatoriedad de prescripción veterinaria para el uso de antibióticos, ya que la información emanada de este documento permite al Estado realizar una adecuada trazabilidad de una terapia antimicrobiana.

Susceptibilidad a antimicrobianos

Lara aseguró la pronta instauración de una mesa técnica para la vigilancia de la resistencia a los antimicrobianos (RAM), y la realización de un plan de vigilancia de la susceptibilidad a antimicrobianos, en línea con la modificación al Programa de Sernapesca para el Control de uso de AMB en Salmonicultura y otros Peces de Cultivo (PGSU). El objetivo es contribuir a la preservación de la eficacia de los antimicrobianos usados para el control de enfermedades endémicas de salmónidos de cultivo por medio de vigilancia de la susceptibilidad a antimicrobianos.

Como objetivos específicos de esta iniciativa, se establece el obtener información sobre el estado de susceptibilidad de P. salmonis a los principales antimicrobianos utilizados en salmonicultura y aportar información para la caracterización de la susceptibilidad in vitro de SRS.

“En una etapa inicial, se considerarán ACS específicas, seleccionadas según su nivel de uso de antimicrobianos, y luego publicadas en un listado oficial. El esquema de muestreo comenzará en Los Lagos y Aysén. Se seleccionaron cuatro barrios por región: los dos con mayor uso de antimicrobianos, y los dos con menor uso”, expresó la subdirectora de Acuicultura de Sernapesca.

No se descarta realizar un PROA para Caligidosis.

Marcela Lara, subdirectora de Acuicultura de Sernapesca .

Control de residuos

Patricio Medina jefe de Salud Animal de Sernapesca, expuso los resultados a noviembre de 2020 del el Programa Oficial de Control de Residuos: “En lo que va del año, hay 6.248 muestras oficiales analizadas. Del total, 2.114 equivalen a 302 muestreos en centros de cultivo, de las cuales ninguna ha resultado con sustancias prohibidas o no autorizadas. En tanto, 4.134 corresponden a muestras tomadas en plantas de proceso, obteniéndose 370 muestreos de 192 orígenes. De este total, solo en 54 hubo detección de oxitetraciclina -que corresponde al 14,6% de las muestras realizadas- lo que significó un caso desfavorable de oxitetraciclina para la Unión Europea Euroasiática (0,27%)”. 

“El uso de productos farmacéuticos puede tener implicancias respecto a la presencia de residuos, y el nivel de detección es un indicador de las condiciones de uso. Este número de tan bajo, da cuenta que existe un buen uso de las sustancias. No obstante, siempre existe margen de mejora”, concluyó Medina.

Exposiciones

Durante el mismo seminario digital, el Dr. Nicolás Galarce, director comisión Una Salud-Colmevet, dirigió una presentación sobre la visión del Colegio Médico Veterinario en relación con la resistencia a los antimicrobianos, donde recalcó el rol gremial en el desarrollo de políticas públicas.

“Como desafíos, hacemos un llamado a fortalecer la vinculación con la industria, posicionar al médico veterinario como agente fundamental para el control de RAM, establecer la vigilancia de RAM en bacterias aisladas desde animales, y fortalecer el sistema de diagnóstico veterinario nacional, en línea con la necesidad de establecer laboratorios oficiales para el diagnóstico de RAM”, expresó el Dr. Galarce.

En tanto, la Dra. Betty San Martín de Favet de la Universidad de Chile, ahondó en el uso de antimicrobianos en producción acuícola en Chile. Para la especialista, “el gran problema de la resistencia antimicrobiana es que nos está provocando una disminución del arsenal terapéutico disponible”.

“Alrededor del 90% de los antibióticos se utilizan para tratar SRS, las vacunas no han logrado la eficacia deseada y el arsenal terapéutico es limitado, actualmente se utilizan solo dos antibióticos para tratar esta enfermedad y se necesita buscar nuevas alternativas”, estableció la experta.

Para disminuir las dosis de uso de antibióticos, se deben realizar estudios de sensibilidad cuantitativos. Es necesario mantener vigentes los programas de vigilancia de la resistencia bacteriana e informar permanentemente a los médicos veterinarios”.

Dra. Betty San Martín.

Finalmente, Alejandro Heisenger, representante de la Asociación Gremial de Médicos Veterinarios vinculados a la Acuicultura (Mevea Chile), expuso acerca de la situación de uso de antibióticos en la salmonicultura, además de ahondar en las medidas para disminuir su uso. 

“El rol del Médico Veterinario es fundamental para el adecuado control de enfermedades de peces y el uso responsable de antibióticos. Ahora, de parte de la Autoridad, se requiere apoyo para mejorar estrategias de prevención y control, como lograr un mayor distanciamiento entre centros de cultivo, que junto a la disponibilidad de vacunas y productos farmaceúticos ayuden a mejorar el performance sanitario”.