Skip to main content

Subpesca: "Sistema PRS hará más sustentable a la salmonicultura chilena"

Eugenio Zamorano, jefe de la División Acuícola de Subpesca. Foto: Archivo Salmonexpert.
Eugenio Zamorano, jefe de la División Acuícola de Subpesca. Foto: Archivo Salmonexpert.

Chile: El jefe de la División Acuícola de la entidad, Eugenio Zamorano, admitió a Salmonexpert que, pese a los últimos cambios normativos, legalmente no se puede impedir que las empresas opten por la medida de Densidades, que les permite crecer explosivamente a mayor costo.

A inicios de la semana pasada, Subpesca propuso ajustes en los requisitos de ingreso y mantención en el sistema de Porcentaje de Reducción de Siembra (PRS), dejando de considerar el factor mortalidad, permitiendo crecimientos de hasta 12% en la producción a empresas que no usen antibióticos, lo que se suma a los recientes cambios a la medida de Densidades. Todo esto genera posturas divididas en la industria salmonicultora local.  

En entrevista con Salmonexpert, Eugenio Zamorano, jefe de la División Acuícola de Subpesca, afirmó que, al contrario de lo que señalan algunas compañías, no es están instaurando cuotas de salmón. “Siempre hemos dicho que nuestro interés no es el número de peces, sino que lo importante es el comportamiento sanitario y ambiental, que son los índices que permiten o impiden el crecimiento productivo del sector, dependiendo del desempeño”.

¿Por qué decidieron flexibilizar desde 3% a 12% la tolerancia al crecimiento productivo del sector?

Se revisó el porcentaje de crecimiento, porque en la práctica poder expandirse 3% es un neteo de la producción, pensando en que, si una empresa ingresa al sistema voluntario PRS y debe reducir sus planes 3%, pasan dos años y si le va bien, puede incrementar 3% su actividad, ingresando incluso menos salmones que cuando entró a la medida.

Además, nos pareció razonable que en la medida que una empresa demuestre que tiene buenos indicadores sanitarios y una reducción considerable de consumo de antibióticos, pueda optar a mayores crecimientos productivos, siguiendo por supuesto la línea sustentable.

Para crecer 12%, una compañía debe usar cero antibióticos, lo que significa innovar en la utilización de vacunas y mejorar sus prácticas productivas. Esto es situarse en el top de la gestión sanitaria”.

Eugenio Zamorano.

El PRS, en resumidas cuentas, es un balance entre mortalidades y uso de antibióticos.

Sí. El modelo nunca ha roto su diseño conceptual, donde empresas que tienen un buen desempeño sanitario pueden crecer y las que se comportan mal en este sentido, deben disminuir su producción. Lo único que estamos incorporando son más alternativas de expansión y de decrecimiento.

A modo de ejemplo, si una compañía no utiliza antibióticos en sus centros de cultivo, puede pasar a un 12% de crecimiento, que en la práctica es un 9% de expansión productiva, porque es el neto al considerar que para ingresar a PRS debió reducir 3% su actividad.

Y si una compañía tuvo que disminuir 12% su producción por mal comportamiento sanitario, en la medida que su desempeño es mejor y baja su consumo de antibióticos, reducirá menos su actividad y hasta podrá expandirla.

¿Con estos cambios, se impiden expansiones explosivas en la industria chilena del salmón?

No, porque hay empresas que igualmente van a decidir operar por el sistema de Densidades, como ha ocurrido hasta el minuto, proyectando expansiones con 8 kilos por m3, lo que en el pasado parecía imposible. Ahora se repite el asunto: en un escenario de buenos precios de venta del salmón, los 4 kilos por m3 son factibles de abordar por parte de las compañías para crecer en producción, pese a los altos costos asociados.

Valoramos, eso sí, el modelo de PRS que es el que hará sustentable a la industria salmonicultora chilena, y estamos dando la oportunidad a cualquier empresa para que ingrese al sistema y se mantenga en él, aunque tenga pérdidas sobre el 20%. Obviamente, una compañía así deberá reducir su producción al cambiarse desde Densidades, hasta mejorar sus índices sanitarios.

El modelo PRS, además de lo anteriormente mencionado, permite operar a la máxima densidad, favoreciendo por ende que trabajen menos concesiones de salmónidos, disminuyendo los riesgos sanitarios, reportando beneficios relevantes a las empresas del sector y ayudando a la fiscalización de Sernapesca, que debe concentrarse en menor cantidad de centros de cultivo”.

Eugenio Zamorano.

¿Y por qué entonces mantienen el sistema de Densidades?

Porque hoy día la obligación legal que tenemos es determinar a qué densidad deben producir las empresas, por eso es la puerta de entrada a la actividad salmonicultora, y el PRS es una medida alternativa que nace de un reglamento sanitario. Por eso deben convivir ambos sistemas: el primero obligatorio y el segundo, voluntario.

¿Han pensado realizar una mejora en ese sentido, tomando en cuenta la Ley Acuícola que el mismo subsecretario Eduardo Riquelme adelantó que ingresará al Congreso el próximo año?

Por el momento, ese proyecto de ley está siendo evaluado por el Gobierno, por lo que las medidas se encuentran en estudio y no es posible hablar de ellas.

 

Lea también: