Saltar al contenido principal
Tenacibaculum dicentrarchi teñidos con tinción Gram y observadas al microscopio con magnificación 1000x; el color rosa indica el carácter gram negativo y la forma filamentosa de la bacteria. Foto: Dr. Ruben Avendaño.
Tenacibaculum dicentrarchi teñidos con tinción Gram y observadas al microscopio con magnificación 1000x; el color rosa indica el carácter gram negativo y la forma filamentosa de la bacteria. Foto: Dr. Ruben Avendaño.

Chile: El Dr. Ruben Avendaño explica a Salmonexpert la importancia y detalles del descubrimiento de especies de Tenacibaculum por primera vez en salmón coho y trucha arcoíris.

Recientemente, en una publicación científica, investigadores nacionales describieron especies de Tenacibaculum causando enfermedad por primera vez a nivel mundial en salmón coho y por primera vez a nivel nacional en trucha arcoíris.

Salmonexpert conversó con el Dr. Ruben Avendaño, académico e investigador de la Universidad Andrés Bello y el Centro Incar, y uno de los autores del estudio, para ahondar en la importancia y detalles de este descubrimiento.

¿Qué especie de tenacibaculum se detectó en cada una de las especies salmonídeas?¿Trucha arcoíris y salmón coho se conocían o estaban establecidas como especies susceptibles?

Hablar de especies de Tenacibaculum hoy es muy complejo, pero estamos colaborando con los líderes en el estudio de este grupo bacteriano de Francia, España y Noruega, así como con colegas chilenos de FAV, con quienes colaboramos estrechamente para dilucidar el estatus taxonómico de distintos aislados Tenacibaculum y validando los postulados de Koch de representantes de los distintos Clados.

Lo interesante de nuestro reciente artículo es la aparición de un grupo de aislados obtenidos a partir de trucha arcoíris y salmón coho en el Clado V, del cual no existían antecedentes en 2018 cuando publicamos un artículo. Es muy probable que corresponda a una nueva especie de Tenacibaculum. En este sentido, la salmonicultura de ese país está muy preocupada por el recrudecimiento de infecciones bacterianas por Tenacibaculum y lo que comúnmente acuña como enfermedades ulcerosas en peces. Hoy desconocemos si los aislados obtenidos son capaces de reproducir los postulados de Koch, pero hemos comprobado que trucha arcoíris es susceptible a T. dicentrarchi.

¿Cree que la enfermedad se había presentado hace mucho en estas especies, pero no había sido diagnosticada como tal?¿Podría estar subdiagnosticada, teniendo una alta prevalencia en estas especies?

Hoy, todo nos indica que durante muchos años la mortalidad de salmónidos se clasificó como piscirickettsiosis, especialmente en el caso de trucha arcoíris y salmón Atlántico. Si revisamos las estadísticas informadas por Sernapesca, en 2018 la tenacibaculosis no aparecía en los datos proveniente de los equipos de salud de las empresas. Sin embargo, en el primer semestre del 2019, se alcanzó casi un 10%, mientras que la piscirickettsiosis en igual período disminuye un aproximadamente un 25%. Por tanto, es relevante señalar que la tenacibaculosis es una enfermedad no oportunista y algunas especies como T. dicentrarchi son capaces de provocar la muerte de los peces.

Además, este grupo bacteriano también se puede asociar con las patologías branquiales. Creo que lo más importante es que Tenacibaculum siempre estuvo en el ambiente marino, pero solamente lo hemos considerado a partir del 2019. Por tanto, podemos decir que Tenacibaculum llegó para quedarse, siendo una bacteria estacionaria que tendrá mayor prevalencia en invierno para ir desapareciendo hacia el verano cuando son más recurrentes los brotes de P. salmonis.

El caso de la intensificación de la salmonicultura y los brotes que puede generar la transmisión de Tenacibaculum spp. a las especies nativas, es una probabilidad que no se puede descartar”.

Dr. Ruben Avendaño.

¿Cuál es la importancia a nivel nacional e internacional de este descubrimiento?

Es muy relevante desde dos puntos de vistas: a nivel taxonómico y productivo. En el primer caso, es relevante conocer, aislar e identificar en su más amplio espectro las bacterias que se encuentran colonizando los distintos ambientes y debería considerarse a nivel nacional a las bacterias como un patrimonio biológico. A nivel productivo, es relevante conocer que estas bacterias son las que potencialmente podrían ser la causa de las mortalidades de salmónidos cultivados, por tanto, el tratamiento y la prevención deben ser especie específica para estos microorganismos y no otros, ya que se podría impactar negativamente no sólo la producción de los salmones sino también el ambiente. Por otro lado, el descubrimiento del nuevo Clado V refleja que en Chile se realiza investigación de calidad y somos capaces de generar conocimiento de relevancia e impacto para el mundo.

¿Tenacibaculum presenta una amenaza también para especies silvestres o nativas que interactúan con la salmonicultura?

Dr. Ruben Avendaño. Foto: Salmonexpert.
Dr. Ruben Avendaño. Foto: Salmonexpert.

Por la situación observada en congrio colorado, una especie nativa, creemos que las distintas especies de peces marinos pueden ser susceptible a Tenacibaculum. De hecho, mi tesis doctoral fue realizada estudiando T. maritimum, un patógeno capaz de causar muerte de sardinas, rodaballo, lenguado, caballitos de mar, etc. Además, existen distintas especies del patógeno que han sido asociadas a mortalidades de distintos organismos acuáticos, por lo que podría generarse esa interacción.

Ahora, en el caso de la intensificación de la salmonicultura y los brotes que pueden generar la transmisión de Tenacibaculum spp. a las especies nativas, es una probabilidad que no se puede descartar. Sin embargo, habrá especies que sean resistentes a los mecanismos de patogenie de Tenacibaculum, ya que como se denota en la publicación, una de las situaciones curiosas en las infecciones causadas por Tenacibaculum spp. es que no causa un brote generalizado en centros de engorda, sino que hay jaulas infectadas y otras no.

Lea también: