Skip to main content

Terram afirma que hay vacíos regulatorios en la industria del salmón

Cartilla informativa titulada “El régimen jurídico-ambiental de la salmonicultura en Chile”. Foto: Fundación Terram.
Cartilla informativa titulada “El régimen jurídico-ambiental de la salmonicultura en Chile”. Foto: Fundación Terram.

Chile: Un escrito de la Fundación transparenta una problemática jurídica que da pie para que se permita el cultivo de peces en áreas de conservación nacional.

Fundación Terram publicó su cartilla informativa titulada “El régimen jurídico-ambiental de la salmonicultura en Chile”, un documento realizado por los abogados Christian Paredes e Ignacio Martínez donde describen las definiciones básicas que determinan la salmonicultura, pasando por detallar las regulaciones más amplias del régimen jurídico ambiental nacional de la acuicultura, así  como los reglamentos específicos aplicables a esta industria.

Entre otros temas, el escrito de la ONG transparenta una problemática jurídica que da pie para que se permita el cultivo de salmones en áreas de conservación nacional.

Por una parte, en norma general, la Ley N°18.892 señala que las áreas pertenecientes al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Snaspe) quedan “excluidas de toda actividad pesquera extractiva y de acuilcultura”. “De esta manera, se entiende que queda prohibido el desarrollo de toda actividad acuícola dentro los espacios pertenecientes al SNASPE, pero en el artículo 158 (incisos 2° y 3°) de la Ley de Pesca se exceptúa del referido régimen a las Reservas Nacionales y Forestales, permitiendo el desarrollo de salmonicultoras al interior de las áreas mencionadas. Es por este motivo que actualmente las empresas pueden solicitar concesiones en las Áreas Apropiadas para el Ejercicio de la Acuicultura (AAA) ubicadas ya sea en Reservas Nacionales y Forestales, así como en sus alrededores”, de acuerdo con la entidad.

El documento de Fundación Terram concluye enfatizando la necesidad de “elevar los estándares en cuanto a la vía de ingreso por la que se realiza la evaluación de impacto ambiental –ya que actualmente se realiza a través de Declaraciones en lugar de Estudios de Impacto Ambiental-, al igual que avanzar hacia un adecuado ordenamiento espacial del litoral y la impostergable dictación del reglamento sobre tratamiento y disposición de desechos que provienen desde la acuicultura, especialmente, de la industria salmonicultora”.

Lea también: