Skip to main content

Variables que condicionan la calidad de la harina de pescado

Chile: En el reciente seminario Feed News, el especialista de Lota Protein, Andrés Rojas, presentó “El rol especializado de la harina y aceite de pescado en la acuicultura” donde abordó las principales variables que condicionan la calidad de la harina de pescado incorporada en la dieta de salmónidos.

En el marco de la IV versión de la Conferencia Internacional de Alimentos para Animales, Feed News, realizada en Puerto Varas el martes 29 de noviembre, especialistas de diferentes áreas abordaron varios aspectos técnicos y normativos atingentes con en el mundo de la alimentación para animales, otros campos de la producción y de la ciencia.

En la ocasión, el gerente de ventas de Lota Protein, Andrés Rojas, habló sobre el rol del aceite y la harina de pescado en acuicultura, resaltando las principales variables que condicionan la calidad de la harina de pescado incorporada en la dieta de salmónidos.

El especialista comenzó su presentación haciendo referencia al crecimiento de la población mundial y su relación con la producción de harina de pescado a nivel global. En este escenario, Rojas dijo que desde el año 2000 AC hasta el 1900, la población humana no superó los 100 millones de habitantes, mientras que en los últimos 100 años se ha observado un crecimiento exponencial, esperándose para el año 2050 una población cercana a los 9 mil millones. Además, aseguró que la población máxima que puede soportar el planeta es de 14 mil millones de habitantes.

“Esto hace que la curva de producción de alimento acuícola se haya incrementado rápidamente porque hay que alimentar esta población, sin embargo, la producción de harina de pescado se ha estabilizado en los últimos años, producto de un manejo no sustentable de las pesquerías”, expresó.

Captura mundial

Debido a la falta a la falta de regulación y de manejo sustentable de las principales pesquerías a nivel mundial, la extracción de la biomasa utilizada para la producción de harina de pescado se ha estabilizado en los últimos años. “Si observamos los últimos cuatro años, la cantidad de materia prima utilizada para harina de pescado está en el orden de los 7-8 millones de toneladas y esto se debe a que Chile y Perú, principales países productores de harina de pescado, tienen nuevas regulaciones que se basan en determinar una cuota anual en función de la biomasa disponible, lo cual es definido por un comité científico y que, en función de esto, determina la cuota de extracción”, explicó el representante de Lota Protein.

“Desde el año 2005 al 2016, el principal productor de harina de pescado a nivel mundial ha sido Perú, quien ha pasado de 8 millones de toneladas a cerca de los 3-4 millones de toneladas en los últimos cuatro años. En tanto, Chile, que tenía una producción sobre los 3 millones de toneladas en el 2005, hoy genera, en forma estable, entre 1,5 a 2 millones de toneladas de harina de pescado”, agregó.

Captura (Ton) de los principales países productores de harina de pescado. E: Estimado. Fuente: Andrés Rojas, Lota Protein.
Captura (Ton) de los principales países productores de harina de pescado. E: Estimado. Fuente: Andrés Rojas, Lota Protein.

En tanto, Rojas señaló que otros de los principales productores de harina de pescado a nivel global, como Noruega, Islandia y Dinamarca, se han mantenido con una producción de 1 millón de toneladas de harina de pescado.

Actualmente, la cantidad de pescado capturado fue cercana a los 4 mil millones, en tanto, la biomasa para harina de pescado en el escenario más optimista para el año 2016 estaría en línea con los últimos cuatro años, la cual es cercana a los 7.227 millones de toneladas.

“La curva de la oferta se ha estabilizado y, obviamente, ante la mayor demanda, la curva del precio ha subido”. Esto ha generado que una disminución en la inclusión de harina de pescado en las fórmulas de alimento para peces, la cual no obedece a la curva del precio, sino porque la oferta está limitada, existiendo una demanda creciente”, reveló el especialista.

Calidad de la harina de pescado

Según Rojas, este escenario ha generado un efecto importante. La curva del precio de la harina se ha dividido en dos commodities: harina de alta calidad y harina de baja calidad.

“Una harina de alta calidad está costando sobre US$ 1.600 Ton, en tanto, una harina de baja calidad cuesta alrededor de US$ 1.300 Ton, generando un diferencial de más de US$ 300, lo que hace unos años atrás no era más que US$ 30. Esta situación ha generado que la harina de pescado de baja calidad compita directamente con la soya y otros sustitutos, por eso es que el precio se ha distanciado tanto con la harina de alta calidad”, reveló.

Según Rojas, la calidad de la harina de pescado está dada por tres condiciones: La especie, la frescura y el proceso.

Especie

En cuanto a la especie, Rojas dijo que en Chile se utilizan especies grasas que no son consumo masivo directo por el ser humano, siendo el jurel (300 mil ton.), la sardina (750 mil ton.) y la anchoveta (800 mil ton) las especies autorizadas para hacer harina de pescado. “La harina de pescado es la fuente natural más rica en ciertos aminoácidos esenciales (lisina, meteonina, histidina) y sus valores determinan la calidad”, aseguró el especialista, añadiendo que la especie condiciona que la harina posea mayor o menor cantidad de aminoácidos, entre ellos, el jurel es la especie que tiene los mejores niveles, 7% de lisina, 3% de metionina y 4,5% de histidina. En contraste, las especies de Hemisferio Norte son generalmente deficientes en histidina, por lo que, usualmente, esos países adquieren una fracción de harina de alta calidad originada en el Pacifico Sur.

Frescura

“Otro de los aspectos que condiciona la calidad de la harina de pescado es la frescura. Cuando hablo de la harina de alta calidad hay que considerar los valores de TVN e histamina. Si bien estos parámetros son indicadores de frescura, también están revelando que el nitrógeno que se mide, y se transforma como porcentaje de proteína, no es proteína. Una harina hecha con pescado fresco con 68% de proteína, no es lo mismo que una harina hecha de un pescado no fresco con 68% de proteína, porque en ese 68% de proteína va a ver nitrógeno, que se interpreta como proteína pero que no lo es”, aseguró Rojas.

Proceso

En esta línea, la tercera variable que condiciona la calidad de la harina de pescado para Rojas es el proceso, ya que, según explicó para producir la harina de pescado, la materia prima se debe cocer para poder romper las células y desgrasar, prensar y, posteriormente, secar para llegar a obtener una harina de humedad bajo, estable y libre de descomposición.

“Dentro del proceso, una de las etapas más importantes es la de secado. Tenemos dos tecnologías en Perú y en Chile, principalmente, que tienen que ver con secado con vapor indirecto (35 minutos a más de 100 °C) y secado a baja temperatura, con aire caliente indirecto (10 minutos a temperatura < 65 °C)”, reveló.

“Estudios realizados por Nofima han comprobado que el secado con baja temperatura mejora el crecimiento de salmón Atlántico, lo que tiene que ver con la digestibilidad de la harina de pescado. Los peces crecieron un 14% más cuando se utilizó harina de alta calidad en comparación con una de baja calidad”, finalizó.

Lota Protein

Lota Protein inició sus operaciones en la Región del Biobío en el año 1995, produciendo harina de pescado a partir de la compra de materia prima a pescadores artesanales de la zona (90% ) y las capturas de su flota industrial. El año 2000, ingresa a la propiedad de la Empresa el grupo Noruego Koppernaes, quienes incorporan tecnología de punta, adquiriendo el 100% de la compañía el año 2004.

Durante el año 2013, Lota Protein pasa a formar parte de “TripleNine Group”, compañía pesquera conformada en un 50% por la empresa pesquera Vedde AS, perteneciente al grupo noruego Koppernaes y, en igual proporción, por la empresa danesa Triple Nine AS.