Skip to main content

Vecinos rechazan proyecto salmonicultor en Talcahuano

Caleta Tumbes. Foto: Municipalidad de Talcahuano.
Caleta Tumbes. Foto: Municipalidad de Talcahuano.

Chile: Se trata de una iniciativa de Bordemar, que se emplazaría a medio kilómetro de la caleta de Tumbes a partir de cultivo de peces en tierra.

El proyecto de un centro de cultivo de salmones en Tumbes, que obtuvo recientemente su aprobación ambiental, sigue causando división en Talcahuano, donde el alcalde fue emplazado por vecinos y vivió tensos momentos al final de un concejo municipal extraordinario convocado por este tema, según se informó en el sitio web de radio Bío Bío.

Los dirigentes del comercio y de los vecinos de Tumbes rechazan la incursión de salmonicultoras en la Península, pese a que el proyecto Bordemar se emplazaría a medio kilómetro de la caleta, y así lo hicieron sentir el pasado jueves al término de la sesión, cuestionando principalmente la postura que ha tenido el líder comunal, Henry Campos.

Virginia Fuenzalida, asesora de la empresa, insistió que se emplazará en tierra y que empleará tecnología no contaminante, similar a la que se usa en Europa.

Unas de las precisiones que más sorprendió a los asistentes es la confirmación de que todo el transporte de camiones con el producto y sus residuos se hará por la subida de la Gloria y no por el tercer acceso a los cerros, enfatizando la concejala Pamela Cortés el impacto que esto tendrá en los habitantes de ese sector de Talcahuano.

Al término de la sesión, los dirigentes y pobladores de Caleta Tumbes enfrentaron al alcalde Henry Campos, por documentos que envío el municipio al SEA dando su venia a la iniciativa.

Erika Cerna, en nombre de la agrupación de dueños de restaurantes de la Caleta, expresó que “nunca hicieron consultas y el alcalde no dejó intervenir”.

Por su parte, el jefe comunal afirmó que hay falta de información en los vecinos, de la que responsabilizó también a algunos concejales por “intenciones políticas”, y reiteró que el municipio no aprueba ni rechaza proyectos, sólo emite su opinión en base a consultas.

Según expuso Bordemar, pagarán todos sus impuestos y patentes en Talcahuano donde tendrá su casa matriz, y durante la construcción se empleará a 480 personas directa e indirectamente, y a 176 durante la operación, lo que para Clarisa Teca, dirigente de algueras de Tumbes, no resulta suficiente.

La empresa reconoció que actualmente busca financiamiento para poder iniciar el proyecto, que ya cuenta con la factibilidad de suministro eléctrico de CGE y también de Hidronor para recibir los lodos y desechos orgánicos que genere esta actividad.

Lea también: