Evidencian gradual disminución de susceptibilidad de Caligus a antiparasitarios

Caligus rogercresseyi macho y hembra.
Caligus rogercresseyi macho y hembra.

Chile: Más del 50% de los parásitos de salmón muestreados son clasificados como “moderadamente susceptibles” para azametifos y cipermetrina, mientras que el 38% lo es para deltametrina.

Publicado

Durante la mañana del miércoles, el Instituto de Fomento Pesquero (Ifop) realizó un taller online para difundir los resultados del programa “Vigilancia de la resistencia de Caligus rogercresseyi a antiparasitarios aplicados en la salmonicultura nacional (Etapa V)”. Los resultados y avances fueron dados a conocer por el Dr. Jaiber J. Solano-Iguaran, investigador del Departamento de Salud Hidrobiológica de la institución.

“Desde el inicio de este programa en la Etapa I, desarrollada el 2017 hasta la actualidad, el avance ha sido la estandarización de técnicas tradicionales, extendidas o acotadas, que han permitido hacer un seguimiento a cómo han variado los perfiles de susceptibilidad a través del tiempo. Igualmente, hemos podido realizar perfiles de susceptibilidad basados en organismos silvestres que son altamente susceptibles a partir de bioensayos de Caligus obtenidos de róbalo. También hemos podido hacer la asociación con información de terreno que nos ha permitido ver algunas características epidemiológicas de la susceptibilidad a diferentes compuestos farmacológicos, particularmente en la Región de Los Lagos”, explicó el investigador.

Según comentó el Dr. Solano, a partir de la Etapa IV del programa se ha realizado una revisión continua del programa para mejorarlo e implementado medidas de morfometría en Caligus para saber si existen correlaciones entre el análisis cuantitativo de la forma del parásito y la eficacia de los tratamientos en las diferentes poblaciones estudiadas.

“El logro principal de la Etapa V es el reconocimiento del Ifop como institución de referencia para los bioensayos in vitro para evaluar la susceptibilidad de Caligus a los antiparasitarios”, destacó el profesional.

Dr. Jaiber J. Solano-Iguaran.
Dr. Jaiber J. Solano-Iguaran.

El programa abarca 17 ACS para muestreo, distribuidas entre las regiones de Los Ríos y Los Lagos identificadas en 8 macrozonas. “En la Región de Los Lagos, a lo largo de todo el programa se han muestreado 13 ACS, y en esta Etapa, por primera vez pudimos abarcar muestreos de la Macrozona 2, como también en la Macrozona 6, 7 y 8 ubicadas en la Región de Aysén”, detalló el profesional del Ifop.

De acuerdo con la información entregada por el Dr. Solano, la situación para azametifos y deltametrina a través del tiempo es similar, donde el porcentaje de piojos afectados por los fármacos ha ido disminuyendo paulatinamente.

“En base a la concentración efectiva (EC50%) para azametifos, vemos su aumento gradual en el tiempo. Esto puede ser la respuesta a la pérdida de la susceptibilidad de las poblaciones de parásitos durante el periodo que hemos evaluado”, expuso el especialista.

Patrón similar se observa para deltametrina, donde se vislumbra un incremento gradual, a lo largo del tiempo, siendo la respuesta a la pérdida de susceptibilidad a este compuesto.

Para el caso de cipermetrina, la pendiente de gradualidad no es tan evidente como en los otros dos compuestos farmacológicos, observándose una estabilización en el tiempo. “Esto puede deberse a que se ha disminuido el uso de este compuesto en la industria salmonicultora nacional”, puntualizó.

En cuanto a los perfiles de susceptibilidad promedio determinados bajo el programa, es decir, la cantidad de muestras clasificadas como susceptible (S), moderadamente susceptible (MS) o no susceptibles (NS), los resultados muestran que éstas se situaron principalmente dentro de MS para azametifos, S y MS para deltametrina y MS para cipermetrina.

Centro centinela

Principales conclusiones de la Etapa 5

  • La susceptibilidad general ha disminuido con el tiempo, observado para los antiparasitarios azametifos y deltametrina, considerando las variaciones de los parámetros de susceptibilidad.
  • El centro centinela representa un ejemplo y demuestra la necesidad de la evaluación en un centro en particular en el tiempo.
  • La revisión del programa actual permitió identificar aspectos claves que fueron modificados, permitiendo una mejora continua del programa.
  • El reconocimiento por medio de la Res. Ex. 60/2022, mejoró significativamente el número de bioensayos realizados.
  • En coordinación con Sernapesca y Subpesca, se generó un listado de centros centinela representativos de cada Macrozona, lo cual generará un impacto importante en los resultados de la vigilancia a futuro.
  • La Macrozona 3, representa un modelo importante para profundizar sobre los factores que afectan la pérdida de la susceptibilidad.

El centro centinela, que ha sido muestreado desde la etapa tres del programa, evidencia que los parásitos afectados han ido disminuyendo gradualmente en el tiempo, comenzando en enero de 2019 con un 100% de afectación, mientras que, en la última evaluación y muestreo realizado en febrero del presente año, evidencia una reducción cercana significativa de la efectividad EC50% de azametifos, cercano al 40%. Igualmente, se observa una disminución de la mortalidad de parásitos en el tiempo. En el caso de las dosis letales LC50%, esta se ha mantenido estable, con tendencia a la disminución desde enero de 2021, pero aun así por sobre la dosis recomendada.

“Para deltametrina, se observa algo muy similar, pero menos marcado en el tiempo. Sin embargo, la LC50% evidencia un aumento gradual, desde noviembre de 2020”, detalló el Dr. Solano.

Según lo expuesto, se detectó una asociación entre la mortalidad a la dosis recomendada y la eficacia de tratamiento en el centro, lo que se suma a la estimación previa que indicó una relación positiva entre los juveniles y aumento de la resistencia a azametifos, y aumento de HO y aumento de la resistencia a piretroides.