Skip to main content

En Aysén: Investigan causas del escape masivo de peces de Marine Farm

Centro de cultivo de salmón de Marine Farm. Foto: Marine Farm.
Centro de cultivo de salmón de Marine Farm. Foto: Marine Farm.

Chile: Aunque la empresa ya recapturó 12.300 de los 20.725 salmones fugados, Sernapesca quiere estar seguro de que no se vulneró el reglamento ambiental en este caso. 

Sernapesca informó que el pasado jueves 21 de noviembre, recibió una notificación por evento de escape masivo de peces de la especie salmón Atlántico en el centro de cultivo Sur Islote, Agrupación de Concesiones 32, ubicado en el sector Seno Ventisqueros, comuna de Cisnes, región de Aysén, perteneciente a la compañía Granja Marina Tornagaleones (actualmente Marine Farm).

Sobre este proceso, Nicolás Leiva, encargado de Programa de Gestión Ambiental de Sernapesca en Aysén, cuenta a Salmonexpert que, en base a información actualizada al 7 de diciembre, de un total de 20.725 salmónidos escapados desde el centro de cultivo de Marine Farm en la región, la empresa ha recapturado un total de 12.300 ejemplares. 

Asimismo, la autoridad sectorial afirma que en los últimos esfuerzos de recaptura llevados a cabo por la salmonicultora, ya no se están contabilizando más peces, con lo que el reporte antes indicado tendría las cifras finales: 68,5% de los ejemplares fugados se lograron recuperar. 

De este modo, considerando que la compañía ya recapturó sobre el 10% de los salmones escapados desde su centro de cultivo Sur Islote, Leiva manifiesta que “ya no se presume la existencia de un daño ambiental, como lo apunta la ley vigente”. Sin embargo, de todos modos, Sernapesca Aysén tiene abierta una investigación respecto de esta fuga masiva de peces. 

¿Qué implica la investigación? El encargado de Programa de Gestión Ambiental de Sernapesca en Aysén revela que “tenemos algunos antecedentes específicos, recopilados en terreno, que estamos evaluando en detalle, con el fin de saber cuáles son las causas técnicas de este escape masivo de salmónidos en la región y eventualmente, las responsabilidades de la empresa en esta fuga de peces, si es que se hubiera vulnerado el reglamento ambiental para la acuicultura”. 

Ello, dado que la normativa sectorial precisa que las salmonicultoras deben velar por las condiciones de los módulos de cultivo, de tal manera que impidan el escape masivo de salmónidos. Aunque en este caso, Leiva no puede dar a conocer cuáles son los antecedentes, por encontrarse en curso la investigación, plantea que Marine Farm les informó que la fuga de peces se debió a una rotura de redes, “y nosotros estamos evaluando por qué sucedió lo reportado. Durante este mes decidiremos si es que iniciamos un proceso para la compañía o si no es necesario concretarlo”.

Lea también: