Saltar al contenido principal

Activistas chilenos y argentinos se manifiestan en contra de la salmonicultura

Foto: Gentileza Sin Azul No Hay Verde.
Foto: Gentileza Sin Azul No Hay Verde.

Chile: Las organizaciones de ambos países dieron a conocer, realizando una unión simbólica en kayaks, su rechazo a que esta industria acuícola se instale en áreas del Canal Beagle.

Como parte de una acción contra los criaderos de salmón activistas de Chile y Argentina hicieron una “unión simbólica” en kayaks en canal que divide ambos países. “La iniciativa se realizó con el objetivo de manifestar el apoyo a la sanción del proyecto de ley argentino que pretende prohibir la salmonicultura en la provincia de Tierra del Fuego y para reclamar el fin de la industria salmonicultura en los canales, fiordos y ecosistemas frágiles de Chile”, según la publicación del diario argentino La Nación.

“El Canal de Beagle continúa prístino y los ambientalistas reclaman que así se mantenga. El reclamo es conjunto, sin embargo las situaciones de ambos países frente a esta industria son diferentes. Del lado argentino, los ambientalistas buscan rechazar la instalación de las salmonicultoras y del chileno, evitar que se abran nuevas concesiones luego de haber logrado que se quitaran las jaulas que habían sido instaladas en Puerto Williams”, de acuerdo con la información.

“No podemos dañar este acuario natural que compartimos ambos extremos. Es por ello que en este encuentro binacional, reforzamos nuestro compromiso con el mar y el medio ambiente y decimos, desde este canal milenario navegado durante miles de años por nuestro pueblo canoero yagan: no a la salmonicultura”, sostuvo David Alday, vocero de la comunidad Yagán de Puerto Williams.

Por su parte, Mariano Torre, actor y activista ambiental fueguino, afirmó: “Es un producto premium al que pueden acceder muy pocos argentinos a costa de la salud y bienestar de toda una provincia. El turismo en Tierra del Fuego genera más de 16.500 puestos de trabajo. La salmonicultura generaría 120 compitiendo directamente con el turismo ya que ambas industrias necesitan del canal para desarrollarse”.

La campaña se llevó a cabo de manera autoconvocada por ciudadanos de Ushuaia y Río Grande, en la Argentina, y de Puerto Williams, en Chile, miembros de la comunidad náutica, representantes de diferentes clubes, la comunidad Yagán de Puerto Williams, el programa marino de Rewilding Argentina Sin Azul No Hay Verde y Greenpeace, entre otros.

Lea también: