Skip to main content

Tecnología de Silicon Valley llegará a la salmonicultura chilena

Bryton Shang, fundador de Aquabyte, cuya tecnología llegará el próximo año a Chile. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.
Bryton Shang, fundador de Aquabyte, cuya tecnología llegará el próximo año a Chile. Foto: Karla Faundez, Salmonexpert.

Noruega: Aquabyte es un software integral que contabiliza la cantidad de piojos existentes en las jaulas, estima biomasa, detecta el apetito de los peces y, además, optimiza su alimentación.

Bryton Shang, de sólo 27 años, es el fundador de Aquabyte, empresa de tecnología consistente en un software integral que contabiliza la cantidad de piojos del salmón existentes en las jaulas, estima biomasa, detecta el apetito de los peces y, además, optimiza su alimentación, donde las cantidades recomendadas se calculan en función del tamaño y la actividad de los peces.

Aquabyte, cuyo fundador desarrolló este software en la meca de la innovación y tecnología, Silicon Valley, Estados Unidos, actualmente ya está siendo utilizada por varias empresas productoras en Noruega, y, de acuerdo con lo informado por Shang, esta tecnología llegaría a Chile el próximo año.

En el marco de la feria Aqua Nor, el fundador de la compañía entregó a Salmonexpert mayores detalles de cómo se ha desarrollado su emprendimiento hasta el momento y sus planes de expansión, que incluyen a Chile.

¿Cuándo comenzó con la compañía y cómo llegó a la salmonicultura?

Empecé la compañía hace dos años atrás, anteriormente había trabajado en otros tipos de software, por ejemplo mi última compañía detectaba las células del cáncer. Aquabyte es muy interesante, ya que es algo nuevo. Uno de mis co-fundadores conocía el trabajo de cultivo de peces, y así aprendí más sobre la industria.

Lo que ofrecemos es un software donde la cámara filma imágenes del pez, determinando el peso, cuántos piojos tienen, la salud del pez, entre otras cosas, por lo que los acuicultores pueden usar esa información para tomar decisiones. Nuestra idea es más sostenible y eficiente para ellos.

¿Cómo han desarrollado el trabajo hasta el momento?

Anteriormente vine a Noruega para conocer cómo trabajan los salmonicultores acá. Actualmente, tenemos oficinas en San Francisco, en Bergen y, a través de una subsidiaria chilena, abriremos operaciones en Chile el próximo año. Además, estamos trabajando con seis o siete diferentes empresas en Noruega y muchas más se quieren unir.

¿Cómo piensan abordar el mercado chileno?

Acabamos de recaudar US$10 millones en fondos, por lo que una parte de eso será para abrir una subsidiaria en Chile, ya que es un mercado importante para nosotros. Iniciaremos operaciones allá el próximo año. De hecho, visitaremos Chile a fin de año para participar en el Aqua Forum y poder tener reuniones con salmonicultores y conocer cómo es la industria.

Lea también: