Saltar al contenido principal

Atlantic Sapphire realiza cambios en equipo directivo tras mortalidad de peces

Falla en la instalación terrestre de Atlantic Sapphire en Miami provocó la mortalidad. Foto: Atlantic Sapphire.
Falla en la instalación terrestre de Atlantic Sapphire en Miami provocó la mortalidad. Foto: Atlantic Sapphire.

Estados Unidos: El productor en tierra nombró a un nuevo gerente de Operaciones tras la pérdida potencial de 500 toneladas de salmones en sus instalaciones de Miami. 

La empresa con producción en tierra Atlantic Sapphire realizó cambios en su gestión después de un incidente no deseado, así lo anunció la propia compañía en Twitter y mediante un anuncio en la Bolsa de Valores de Noruega.

Según el reporte, Bjørn-Vegard Løvik reemplazará a Dharma Rajeswaran como gerente de Operaciones (COO) en Atlantic Sapphire. Rajeswaran asumirá un nuevo papel como jefe de Gabinete, informa el medio asociado a Salmonexpert, Kyst.no.

El CEO de la compañía, Johan Andreassen, dice en el anuncio de la Bolsa de Oslo que los cambios se producirán después de un comienzo desafiante para el 2021.

“Ha habido un aumento de la mortalidad y las interrupciones operativas, por lo que hacemos cambios para aumentar la eficiencia y la confiabilidad. Por lo tanto, estoy feliz de que Bjørn-Vegard Løvik se una a nosotros aquí en los Estados Unidos, él aporta más de dos décadas de experiencia acuícola al equipo”, señala el ejecutivo.

Bjørn Vegard Løvik afirma en el anuncio de la Bolsa de Valores que ha estado involucrado en Atlantic Sapphire desde el inicio de la empresa y que espera contribuir más activamente a las operaciones diarias en esta etapa crítica para la compañía.

Mortalidad

Los cambios organizativos en la empresa se producen después de que una falla en la instalación terrestre de Atlantic Sapphire en Miami provocó la pérdida potencial de 500 toneladas de salmones.

Atlantic Sapphire describió el error como una debilidad de diseño identificada en el sistema RAS. Esto provocó la acumulación de partículas en el biofiltro, lo que pudo haber provocado la formación de gases en la planta, que afectó a los peces.

Como resultado del incidente, el salmón debió haberse acumulado en el fondo del tanque, lo que provocó que la ingesta de agua nueva se detuviera y muchos de los peces murieran.

La empresa declaró que se espera que se pierdan 500 toneladas de peces. El salmón que murió debió pesar alrededor de 1 kilo.

Lea también: