Skip to main content

Australis producirá hasta 70 mil toneladas de salmón tras reestructurar su deuda

Foto: Australis Seafoods.
Foto: Australis Seafoods.

Chile: El gerente de Administración y Finanzas de la empresa, Moisés Saravia, afirmó a Salmonexpert que la compañía busca mantener un endeudamiento conservador de US$100 millones, luego de que dicho nivel superara los US$200 millones.

La relación entre la banca y la industria salmonicultora chilena tiene nuevos aires, esta vez sanos luego de un largo tiempo de crisis, lo que se demuestra con las reestructuraciones de deuda de Australis, Multiexport, Camanchaca y otras que estarían en proceso de concretarse. Los primeros “brotes verdes” fueron entregados por Aquachile, Ventisqueros y Nova Austral.

Una de las últimas operaciones fue la de Australis, que tiene por objetivo reestructurar su deuda por un monto de US$100 millones, distribuido en dos tramos de financiamiento, a cinco años plazo, y a una tasa de interés equivalente a la suma de la tasa Libor Dólar, más un margen variable. Las garantías otorgadas por la firma fueron, principalmente, activo fijo, concesiones y biomasa.

El gerente de Administración y Finanzas de la empresa, Moisés Saravia, señaló a Salmonexpert que la compañía llegó a computar una deuda superior a los US$200 millones y la idea es mantenerla del orden de los US$100 millones. “El ratio deuda/ebitda actual es cercano a 1 y se espera oscile entre 1 y 2, lo que nos parece es conservador dado el riesgo de esta industria”, afirmó.

¿En qué pie queda Australis luego de este reordenamiento financiero? La operación pasó por estructurar de mejor manera su deuda actual, la cual no aumenta. La producción de salmón de la firma, en tanto, debería oscilar entre las 60 mil toneladas y 70 mil toneladas, apuntó el ejecutivo. “No estamos evaluando compras de empresas para tal efecto”, agregó.

Tras producir un total de 54 mil toneladas en el 2016, la compañía había avisado que crecería 11% en 2017 y apostaría por mantener niveles de 60 mil toneladas de cara al futuro -nivel previo al bloom de algas-, apuntando a tener muy pocas concesiones arrendadas, operando así mayoritariamente los centros de cultivo propios, lo que está siendo tendencia general de sus pares salmonicultores.

 

Confianza sostenible

Saravia, asimismo, aseguró que la mirada positiva de las entidades financieras al sector salmón nacional es sostenible por las nuevas regulaciones introducidas por el Gobierno, que permiten una producción y un negocio estable, con foco en mantener niveles adecuados sanitarios y ambientales. “Si se logra sustentabilidad en el negocio, la banca seguirá aumentando aún más la confianza”, dijo.

Según el gerente de Administración y Finanzas de Australis, las salmonicultoras que operan en el país no caerán nuevamente en sobreendeudamientos del pasado, sino que “pensamos que las empresas seguirán manteniendo niveles de endeudamiento conservadores”.

Respecto a la intención de Camanchaca de abrirse a la Bolsa de Oslo, Noruega, que la llevó a mandatar a DNB Bank a estudiar dicha opción junto al mercado de capitales de Santiago, el ejecutivo expresó que “nos parece una operación muy interesante. Más y nuevos inversionistas para la acuicultura nacional es mejor para la industria salmonicultora chilena”.